8 de mayo de 2013 / 08:47 p.m.

México • En diálogo con el concepto de la exposición No hay más ruta que la nuestra. Las colecciones de Tamayo después de la modernidad, el Museo Tamayo Arte Contemporáneo muestra las obras que recientemente adquirió para enriquecer su acervo.

Se trata de piezas incorporadas a la colección a través del programa de adquisiciones 2009-2012, explicó Carmen Cuenca, directora del Museo Tamayo Arte Contemporáneo.

Las obras que estarán en diálogo con piezas icónicas de la colección de arte moderno y contemporáneo adquiridas en vida por Tamayo, son de Francis Alÿs, Carlos Amorales, Teresa Margolles, Gabriel Orozco, Jonathan Monk y Wolfgang Tillmans.

A decir de Cuenca, son piezas en diferentes formatos que se fueron adquiriendo en donación o por adquisición, en los últimos años por el INBA.

"Se compraron obras de gran relevancia para la colección, que han tenido diálogo o presentado con el museo de alguna manera".

Dentro de las obras que se muestran en el Museo Tamayo destacan: El muro baleado, de Teresa Margolles; una pieza fotográfica de Carlos Amorales; uno de los tickets de Gabriel Orozco, así como la reproducción de su Mural Sol, que hizo en este museo, en el 2000 cuando presentó su gran exposición, después de haberse presentado en el Museo de Arte Contemporáneo, de Los Ángeles, California, en Estados Unidos.

Cuenca detalló que en el 2012 se adquirieron fotografías del Jorge Guzmán, que muestran al maestro Tamayo con las piezas prehispánicas de su colección. Se adquirieron también seis dibujos de los murales de Tamayo, entre ellos, el de Homenaje a la Paz.

"Una de las cosas más importantes en los museos es además de la conservación de las colecciones originales, tener la posibilidad de adquirir obra, sobre todo, en este museo de arte contemporáneo que se ha podido hacer de obras de artistas que están produciendo".

Esta manera de incrementar los acervos de los museos, sostuvo Cuenca, debe continuar, aunque hay que buscar nuevos formatos y rutas de adquisiciones.

Este acervo se muestra de forma paralela a las exposiciones que exhibe el Museo Tamayo Arte Contemporáneo: Ciclorama, y el performance/escultura Floor of the Forest, de Trisha Brown.

LETICIA SÁNCHEZ MEDEL