AP
6 de diciembre de 2013 / 03:48 p.m.

Un pescador usa una bicicleta para entregar cientos de kilos de salmón a los mercados locales. Una madre que usa su bicicleta para pasear a sus hijos por el pueblo una vez trató de arrastrar un colchón en su vehículo de dos ruedas. Y algunas compañías han comenzado a usar las bicicletas para entregar barriles de cerveza o recoger artículos reciclables.

Los ciclistas están explorando los límites de lo que pueden cargar en sus vehículos: bicicletas fuertes que pueden transportas casi cualquier cosa. Las llamadas SUV del mundo ciclista son cada vez más populares en comunidades donde los pedales son cosa de todos los días, desde el estado de Washington hasta Massachusetts.

Las familias usan las bicicletas para hacer casi cualquier cosa que antes hicieron con cuatro ruedas, como llevar los hijos a la escuela, cargar el mercado, sin la preocupación de encontrar un estacionamiento. Algunos lo hacen para ayudar al ambiente o para ejercitarse, mientras que otros dicen que es una forma más fácil y divertida de transporte.

"(Nuestra) bicicleta se ha convertido en el minivan", dijo Julian Davies, médico de Seattle que normalmente lleva con él a sus dos hijos en una bicicleta de carga.

Y las compañías usan cada vez más la bicicleta para entregar cerveza en Portland, Oregon, recoger artículos para reciclar en Cambridge, Massachusetts o recoger ropa sucia en Filadelfia.

Las bicicletas de carga son cosa común en países como Dinamarca y Holanda, pero han comenzado a prender en Estados Unidos. Compañías como Xtracycle, Yuba y Metrofiets satisfacen la demanda de este nicho, mientras que los grandes fabricantes, como Trek, desarrollan sus propias líneas.

El segmento de bicicletas de carga está todavía en su infancia, pero "comienza a tomar fuerza", dijo Andy Clarke, presidente de la Liga de Ciclistas de Estados Unidos. "Es u reflejo de la utilidad cada vez mayor del ciclismo y la propensión a usar la bicicleta para más actividades. Y eso da a la gente más opciones y flexibilidad".

Una bicicleta de carga puede ser cualquiera capaz de llevar cargas pesadas. Muchos modelos en el mercado se han diseñado para llevar a varias personas o cargas de hasta 180 kilos (400 libras) en un solo marco. Por lo general son unos 30 o 60 centímetros más largas que una bicicleta normal y están equipadas con cestas especiales adelante y atrás, y cuestan entre 1.000 y 5.000 dólares.

Davies, el papá de Seattle, ha acumulado unos 3.200 kilómetros (2.000 millas) en su bicicleta de carga. Una capa y un sistema eléctrico lo ayudan a usarla en medio del lluvioso clima y el terreno empinado de la ciudad. Sus dos hijos pequeños van sentados en una caja grande en la parte delantera instalada entre el manubrio y la rueda.

Randy Swart, director del Instituto de Seguridad de Cascos para Ciclistas, dijo que no ha visto estudios sobre la seguridad de las bicicletas de carga, pero "la mayoría parecen muy estables". Y agregó: "Por lo que he visto, no de pruebas científicas, parecen una solución muy razonable para llevar niños".

La entrega de salmón en bicicleta ha sido una buena publicidad para Rick Oltman, cuya compañía está en Port Townsend, Washington, cerca de Seattle.

"La gente saluda. Tenemos muchos seguidores", dijo Oltman, dueño de Cape Cleare Fishery. "No es para salvar al mundo. Es porque disfrutamos de montar bicicleta. Me aburrí de estar sentado en mi van blanco".