10 de noviembre de 2014 / 02:51 a.m.

El empate sabe muy amargo en el Omnilife y es que la gente de Chivas por la manera en que jugaron pensaron en que podrían ganar el duelo contra los Tigres y no pasaron del cero por cero.

El Chepo de la Torre afirmó que dejar puntos en condición de local no lo satisface, pues jugaron para llevarse el botín completo.

"No el resultado no nos gusta, en casa hay que ganar, sacar los tres puntos máxime cuando haces un buen partido y creo que en ese aspecto podríamos, nulificamos a un rival fuerte que está arriba en la tabla y eso no es fácil, los dejaste sin ninguna oportunidad y nosotros tuvimos bastantes para haber abierto el marcador y que nos hubiera favorecido".

El técnico de las Chivas agregó que no sirve de nada jugar mejor que el rival, si no se sacas los tres puntos, pues al final la historia la escriben los ganadores.

"Con la molestia del resultado pero la mejoría es sustancial pero no podemos bajar ni un centímetro tenemos que seguir forzando la máquina porque así es esto".

El técnico de los rojiblancos manifestó que la impotencia es general porque sus delanteros no vieron el arco, por eso dice que tendrán que trabajar fuertemente para cerrar el torneo con dos victorias.

"Es lo que estamos platicando es esa sensación de impotencia porque estás fuera y quieres que la metan tus jugadores, que lo están haciendo bien, presionan, recuperan, generan pero nos quedamos en la orilla, pero el rival también cuenta, la necesidad es rescatar la mayor cantidad de puntos y hoy solo sumamos uno cuando pensábamos en los tres".

Sobre la suplencia de Ángel Reyna quién no jugó ni un minuto, el Chepo sentenció que él es el único que determina quién juega y que no vio a Reyna en condiciones para entrar.

"El hecho de haber hecho buenos partidos ante punteros de la liga habla de que el equipo va en ascenso en muchas cosas que adolecía pero es parte. Lo de Reyna es cuestión táctica nada más, tenemos como jefe el derecho de decidir quienes juegan y quienes no de acuerdo a lo que percibimos y nada más", manifestó.

JESÚS HERNÁNDEZ