4 de octubre de 2014 / 11:19 p.m.

El portero mexicano Guillermo Ochoa sigue sin debutar en la Liga de España, pero su equipo se reencontró este viernes con la victoria y derrotó, con polémico penal, 2-1 a Granada.

El portero camerunés Carlos Kameni se ha ganado la plena confianza del técnico Javi Gracia, y le ha ganado el puesto a Ochoa, sin embargo, en este duelo de la fecha siete se equivocó y "regaló" el gol en el minuto uno.

Ruben Rochina disparó de lejos y Kameni no pudo controlar, dejó el balón en el área chica y el francés Youssef El Arabi no desperdició el obsequio y remató a placer, con lo que su equipo ganó confianza para apoderarse de las acciones en La Rosaleda.

Fue hasta pasados los 20 minutos que Málaga logró acomodarse para presionar a su rival y generó ocasiones, pero no fueron lo suficientemente peligrosas para mover el marcador.

Los "boquerones" insistieron en la segunda mitad y al no ver resultados, el entrenador realizó los primeros cambios. Para el 60, el paraguayo Roque Santa Cruz consiguió el empate, el equipo no se conformó y se mantuvo al frente en busca de la remontada.

La situación se les complicó al 73, con la expulsión del argentino Marcos Angeleri, quien pateó por detrás al nigeriano Success Isaac, pero, para su fortuna, el árbitro decretó un penal a su favor.

Al 79, Samu Castillejo envió centro, Manuel Iturra se barrió para despejar y el asistente determinó que el volante "rojiblanco" tocó el balón con la mano. Un minuto después el portugués Vitorino Antunes transformó el 2-1 desde los 11 pasos.

En la recta final, Kameni enmendó su error y evitó el empate con sus buenos reflejos ante las constantes embestidas del adversario, que se fue con todo en busca del empate.

Con la victoria, segunda de la temporada, Málaga llegó a nueve puntos y escaló al noveno peldaño de la clasificación, mientras los "nazaríes" se quedaron con ocho unidades y cayeron al lugar 12.