25 de junio de 2014 / 01:04 p.m.

La tarde era como cualquier otra, tranquila en la peluquería de Laercio Antonio Goncalves, enclavada en el centro comercial que está a un lado del hotel de concentración de la selección de México en Santos.

De pronto, Goncalves ve entrar en su negocio a un ilustre jugador de la Copa del Mundo, al que evitó que su selección brasileña anotara un gol. Se trataba de Guillermo Ochoa y quería un corte de pelo.

Ochoa llegó acompañado de Jesús Corona, su suplente en el Tri, aprovechando que iban llegando de Recife, luego de vencer el lunes a Croacia y avanza a los Octavos de Final de este Mundial, donde el domingo se medirán a Holanda en Fortaleza.

"No podía creerlo, pensé, le voy a cortar el pelo al portero titular de México, que le paró todo a Brasil", explicó Goncalves al portal de noticias Globoesporte, "me pidió cortarle las puntas, porque tiene el cabello rizado, que le cortara en la parte de abajo para así evitar que durante los partidos el pelo se le fuera a los ojos".

"Al final se fue feliz y dijo que esperaba tener suerte con este corte para ganar la Copa del Mundo, a lo que le dije que quien iba a ser campeón era Brasil, y soltamos la carcajada".

De acuerdo a Laercio, el corte que le hizo a Memo Ochoa no lo hará verse diferente, pero al arquero mexicano le gustó mucho, lo que falta saber es si este corte no le quitará fuerzas, como a Sansón, para el duelo de este domingo frente a Holanda por el pase a los Cuartos de Final de la Copa del Mundo.

REDACCIÓN