NOTIMEX
10 de mayo de 2014 / 11:30 p.m.

El portero mexicano de Ajaccio, Guillermo Ochoa, quien disputó su último partido en el estadio Francois-Coty, pudo regalarle una alegría a la afición en su adiós, ya que su equipo se impuso 2-1 a Reims.

Luego de seis encuentros sin victoria, el ya descendido Ajaccio le regaló una honrosa actuación a sus seguidores en lo que fue su último partido en casa, y penúltimo de la temporada, en el marco de la jornada 37 de la Ligue 1 del balompié galo.

Por fortuna para los “osos”, las cosas les resultaron bien esta vez y antes de los 10 minutos ya ganaban por 2-0, con goles de Junior Tallo (min. 3), y el venezolano Grenddy Perozo (6).

En la recta final de la primera mitad, los visitantes parecieron reaccionar y Prince Oniangue recortó distancias a los 40, sin embargo, Ajaccio salió decidido a darle una alegría a su público en este su penúltimo partido como club de la Primera División y controló las acciones para el complemento.

Pese a ello, careció de ideas para conseguir el tercer gol del día. La ocasión más clara la tuvo al minuto 69, sin embargo, Tallo falló el penal.

De esta manera, los de Córcega pudieron despedirse con un triunfo, misma situación que Ochoa, quien le dice adiós a la que fuera su casa durante tres temporadas, luego que termina contrato el próximo mes.

Éste fue el cuarto triunfo de los “osos” esta temporada, en la cual acumulan 23 unidades para culminar últimos. Los de Reims, por su parte, se quedaron con 48 puntos y se mantienen en la novena posición de la general.

Cabe destacar que Ochoa Magaña se convirtió en una de las figuras del equipo de Córcega, motivo por el cual la afición no dudó en colocar una manta en el inmueble con la leyenda de “Gracias por todo”.

Si bien, aún se desconoce el futuro del ex portero del América, el próximo mes se le podrá ver en la meta de la selección mexicana, puesto que fue convocado para el Mundial Brasil 2014.