17 de junio de 2014 / 08:54 p.m.

Con Guillermo Ochoa como la gran figura del partido, México hizo un buen negocio y empató sin goles ante Brasil para llegar a cuatro puntos en el Grupo A de la Copa del Mundo.

Ochoa evitó en cuatro ocasiones el gol cantado de los brasileños, en un duelo que fue de dominio alterno, incluso con el Tri tocando la puerta en varias ocasiones por medio de los disparos de media distancia.

Con este resultado, Brasil se mantiene como líder del sector con 4 puntos y una diferencia de +2, mientras que el Tri es segundo con +1. El último partido de la fase de grupos será el próximo lunes en Recife contra Croacia, que mañana se medirá a Camerún.

En los primeros minutos, el duelo empezó con muchas faltas de ambos lados, lo que obligó al árbitro Cuneyt Fakir, de Turquía a cortar mucho la fluidez del partido. Tanto brasileños como mexicanos se mostraban muy revolucionados, sin querer darle espacios al rival para manejar el balón.

Fue hasta el minuto 10 que Brasil dio el primer aviso, en un desborde de Oscar por izquierda, mandó un centro peligroso que remató Fred y pegó por un costado del arco de Guillermo Ochoa, levantando el grito de los amazónicos en la tribuna, aunque se marcó fuera de lugar.

Conforme avanzó el juego, la Verdeamerlha se adueñó del medio campo, metió a los aztecas en su propio terreno, mientras que en México, que vistió de rojo, ni Héctor Herrera ni Andrés Guardado hacían pesar su zona, por lo que Oribe Peralta y Giovanni Dos Santos eran simples espectadores en el ataque.

Al 24’, Héctor Herrera despertó a los más de 10 mil mexicanos en las tribunas con un disparo de media distancia que Julio César desvió, mientras que un minuto después Guillermo Ochoa salvó el gol con gran lance a un cabezazo de Neymar.

Poco a poco, y arropado por el “cielito lindo” que caía desde la tribuna, el Tri empezó a emparejar las acciones, con Herrera como el comandante de las acciones, y con Peralta y Dos Santos con mayor movilidad, dejando espacios para que llegarán de atrás los medios.

El “Gallito” Vázquez puso a temblar a todo un país al 40’, cuando tras un rechace defensivo, Miguel Layún le cedió el balón y sin pensarlo sacó un disparo de media distancia que pasó rozando el poste izquierdo de Julio César.

La respuesta carioca vino rápido, pero una vez más Guillermo Ochoa dejó en claro porque es el titular del Tri al evitar el gol saliendo valiente a cortar el disparo de Paulino, justo a un minuto del descanso.

Para el descanso, el “Piojo” Herrera no hizo cambios, mientras por Brasil salió Ramires y entró Bernard, quien de inmediato se hizo presente al desbordar por derecha y enviar un centro que buscaba a Neymar solo en el área, pero el Maza Rodríguez llegó y salvó desviando a tiro de esquina.

Brasil se fue encima buscando el gol que les diera tranquilidad, pero sin mucha idea. Por su parte el Tri aguantaba buscando tomar mal parados a los locales.

México volvió a ganar metros poco a poco y con el recurso del disparo de media distancia estuvo cerca en dos ocasiones. Al 54’ por medio del “Gallito” Vázquez y dos minutos después Héctor Herrera, los dos haciendo volar a Julio César.

La Canarinha no encontraba la fórmula para retomar el dominio y basaron la estrategia en buscar faltas fuera del área, incluso provocando dos amonestados en Paul Aguilar y Vázquez, pero seguían sin creatividad ni profundidad, provocando la desesperación de sus torcedores.

La figura de Memo Ochoa se volvió a agrandar al 68’ al atajar providencialmente un remate de Neymar, evitando una vez más el gol, en una reacción amazónica después que Luiz Felipe Scolari mandara a Jo a la cancha en lugar de Fred.

Miguel Herrera se decidió a hacer su primer cambio al 73’, sacando a Oribe Peralta y enviando a Javier “Chicharito” Hernández en su lugar, sin embargo, se antojaba más un mediocampista que ayudará a recuperar el control del balón que ya se había perdido.

El vendaval brasileño era incesante, por ambos costados, por lo que el “Piojo” sacó a Héctor Herrera y puso a Marco Fabián, quien buscó manejar el balón, pero sin mucho éxito.

Al 85’ vino la más clara de Brasil, tras una falta por el extremo del Maza Rodríguez, vino el cobro y Thiago Silva se alzó en el área chica, remató a placer, pero de nuevo Ochoa evitó el gol, alzándose como el héroe mexicano y desatando la locura de los paisanos en la tribuna.

En los últimos minutos, México continuó sufriendo con los embates amazónicos, mientras el Cielito Lindo no dejaba de escucharse en todo el Castelao, como si los mexicanos fueran mayoría en la tribuna, más cuando Guardado puso a temblar a todos con un tiro de media distancia y luego con un remate de Raúl Jiménez al 92’.

Así, México dio un paso importante a la clasificación, la cual se definirá con un empate frente a los croatas el próximo lunes.

ROBERTO FLORES