12 de junio de 2014 / 12:41 p.m.

El exinternacional francés Emmanuel Petit, campeón del mundo en 1998 y de Europa en 2000, cargó hoy en una tribuna contra el despilfarro de dinero público para el Mundial de Brasil y criticó al presidente de la UEFA, Michel Platini, por pedir que no se convoquen manifestaciones durante el campeonato.

"Lo que ocurre en Brasil es indecente", inicia su alegato publicado en la versión francesa del HuffingtonPost el exjugador del Mónaco, Arsenal, Barcelona y Chelsea, quien reconoce que se alegró cuando se designó a Brasil como organizador del Mundial que arranca hoy, pero que lamenta que "la realidad nos haya alcanzado a todos".

El antiguo centrocampista, de 43 años, dice comprender a los brasileños que protestan por que su país haya gastado "miles de millones de euros sin que se sepa que va a pasar tras el Mundial".

"El problema es el pliego de cargos que la FIFA impone que se gaste en dinero público. Debería haber, absolutamente, compromisos del sector privado, porque ellos son los que sacan los beneficios", escribe el exfutbolista.

Petit lamenta además que la FIFA haga "política" y designe los organizadores de los Mundiales en función de intereses "geopolíticos" como demuestra, a sus ojos, la atribución del campeonato de 2018 a Rusia o del de 2022 a Catar.

No obstante, el exinternacional desea que el campeonato sea un éxito y lamenta no poder acercarse personalmente a vivir el Mundial en suelo brasileño.

"No conseguí ir cuando jugaba en el Barcelona, con Rivaldo. Me había invitado a ir con él en familia, pero finalmente cambió de opinión y me dijo: 'Hace solo un año que metiste el 3-0 de la final, quizá no sea la mejor idea ir ahora", recuerda.

Efectivamente, en el Mundial de 1998, disputado en Francia, Petit cerró el marcador de la final con victoria para los "bleus", después de que su capitán, Zinedine Zidane, hubiera marcado por partida doble.

AGENCIAS