11 de septiembre de 2014 / 05:16 a.m.

Un funcionario policial dijo que hace cinco meses envió a un oficial de la NFL un video en el que aparece Ray Rice golpeando a su entonces prometida, mientras que el comisionado Roger Goodell insiste que la liga no vio esas imágenes sino hasta esta semana.

La persona le presentó a The Associated Press una grabación de un mensaje de voz, de 12 segundos de duración, correspondiente a un número telefónico de la NFL y con fecha del 9 de abril, en el que se confirma la recepción del video. Una voz de mujer expresa agradecimiento y dice: "Tienes razón, es terrible".

El funcionario policial, que habló bajo la condición de permanecer en el anonimato porque la pesquisa continúa, dijo que ya no tuvo ninguna comunicación con ningún empleado de la liga y no puede confirmar si alguien allí vio el video.

La persona dijo que compartió el video, que no estaba autorizada a divulgar, porque quería que la NFL lo tuviese antes de decidir el castigo de Rice.

La liga ha afirmado repetidas veces que solicitó pero no pudo obtener el video en el que aparece el running back de los Ravens de Baltimore golpeando a Janay Palmer —que ahora es su esposa— en un casino de Atlantic City en febrero.

La NFL dice que no tiene registros de haber recibido el video, y que nadie en sus oficinas lo había visto antes hasta que el cibersitio TMZ lo difundió el lunes.

Cuando se les preguntó el miércoles sobre el mensaje de voz, las autoridades de la liga repitieron su afirmación de que nadie allí había visto el video antes del lunes.

"No tenemos conocimiento de esto", dijo el miércoles Brian McCarthy, portavoz de la NFL. "No estamos al tanto de que alguien en nuestra oficina poseyera o viera el video antes de que se hiciera público el lunes. Lo examinaremos".

Goodell, que tenía previsto asistir el miércoles en la noche a una ceremonia de premiación al dueño de los Panthers, Jerry Richardson, en Charlotte, no lo hizo y en su lugar regresó a Nueva York.

El funcionario policial dijo que envió una copia en DVD del video captado por una cámara de seguridad a una oficina de la NFL e incluyó la información para que lo contactaran. Solicitó a la AP que no diera a conocer el nombre del ejecutivo de la NFL, por temor a que la información pudiera identificar al funcionario policial como la fuente.

En un principio Goodell suspendió a Rice dos partidos tras el incidente de febrero, pero los Ravens dieron de baja al jugador el lunes y la liga lo suspendió indefinidamente después de que TMZ difundiera el video.

Goodell dijo el martes a la cadena CBS que "nadie en la NFL, en mi conocimiento" había visto el nuevo vídeo de lo ocurrido en el ascensor hasta que fue difundido en internet.

"Supusimos que había un video. Solicitamos el video. Pero nunca se nos concedió esa oportunidad", declaró.

En un memorando dirigido el miércoles a los 32 equipos de la NFL, el comisionado dijo que la liga solicitó el video a la policía, pero no al casino.

"En el contexto de una investigación penal, la información obtenida de manera externa a la policía y que no ha sido examinada por los fiscales ni por el sistema judicial no necesariamente constituye una base confiable para que la liga imponga disciplina", escribió.

Un fiscal en Nueva Jersey, Jim McLain, defendió el manejo que ha hecho su oficina del caso Rice y dijo que, después de una cuidadosa consideración, se le concedió al jugador el beneficio del programa de intervención previa al juicio.

Dicho programa busca solucionar los problemas personales del acusado con el fin de desalentar comportamientos delictivos o desordenados en el futuro.

McLain, fiscal del condado Atlantic, dijo al periódico Press of Atlantic City (http://bit.ly/1qH7TJg) que quería aclarar la desinformación y restaurar la confianza en su agencia.

Legisladores estatales han solicitado una revisión de la decisión que permitió que Rice ingresara a ese programa.

McClain indicó que su oficina tomó en cuenta la ley, los hechos y escuchó a la víctima.

AP