LETICIA SÁNCHEZ MEDEL
18 de julio de 2013 / 02:12 p.m.

México• En ninguna parte del mundo existe un programa de impulso a la ópera como el emprendido en México, aseguró su promotor, el tenor Ramón Vargas, director artístico de la Ópera de Bellas Artes, quien en dos meses de trabajo ya dio sus primeros resultados: presentó la programación de bel canto hasta 2014, acción que ninguna administración había podido adelantar. Además, anunció que, como fruto del programa integral de colaboración operística con los estados de la República, el próximo 7 de agosto se montará la ópera Rigoletto, de Giuseppe Verdi, en el Teatro Bicentenario, de León, Guanajuato.

Por si eso no fuera suficiente, Vargas personalmente ha estado en la audición de 59 voces, con el objeto de ir conformando la programación de ópera de Bellas Artes, indicó el tenor en conferencia de prensa, acompañado por Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y María Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Esas acciones, dijo, permitirán contar con antelación con elencos de primer nivel para conformar cada uno de los montajes operísticos; pero lo más importante es que su apuesta es poder ofrecer “100 funciones de ópera fuera del Palacio de Bellas Artes, en las diversas entidades del país. Cuando llegue ese momento, el programa tendrá una enorme repercusión, porque este proyecto no existe en ningún lugar del mundo”.

Reveló que durante las audiciones se ha llevado muy agradables sorpresas: “No tenía idea de que tuviéramos cantantes de esta calidad, estoy muy contento. Encontré, por otra parte, que muchos de mis colegas están fuera de condición; pero estoy seguro de que estas voces, regresadas a los escenarios, rendirán mucho más. Haremos más audiciones; realizaremos unas 300 o más, lo que nos permitirá contar con un registro de voces a nivel nacional”.

El director artístico de la Ópera de Bellas —quien se recupera de una operación en la rodilla— apuntó que las actividades del Estudio de la Ópera de Bellas Artes se iniciarán en agosto, con el lanzamiento de la convocatoria del Conaculta, el INBA y el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, para 12 jóvenes cantantes y dos pianistas preparadores.

En el intento por incluir a las diversas entidades federativas, ya se tuvieron los primeros resultados: se acordó coproducir Rigoletto con nueve estados: Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, Coahuila, Hidalgo, Querétaro, Veracruz y Durango.

En ese sentido, subrayó que “los elencos para poder crear tres producciones itinerantes al año serán sugeridos por nosotros, aunque cada estado podrá escoger a personas que formen parte de la obra”.

El presidente del Conaculta aclaró que para los montajes operísticos se contará con un fondo especial de 250 mil pesos, que serán aportados por cada uno de los estados, y que los recursos faltantes serán aportados por la institución: “Es una magnífica inversión la que se hará; es un recurso público, pero que beneficiará al público”.

Vargas anunció que el Palacio de Bellas Artes ofrecerá por primera vez funciones de ópera en la época decembrina, y que a él le gustaría cantar el 22 de diciembre en el montaje de La Bohème, de Puccini, bajo la dirección de Srba Dinic.

Detalló que la programación para lo que resta del año estará conformada por las óperas El holandés errante, de Wagner, además de una gala operística con Arturo Chacón, que se ofrecerá en el Festival Internacional Cervantino, así como la celebración del 75 aniversario del Coro del Teatro de Bellas Artes, en diciembre.

Cabe destacar que el registro nacional de foros para desarrollar futuras actividades operísticas ascendió de 33 a 60 espacios teatrales, lo que significa que la ópera llegará a un mayor número de mexicanos.