21 de agosto de 2013 / 02:34 p.m.

Monterrey • Un vistazo a la época de los bisabuelos. Hacia aquellos años en que las familias compraban su primer fonógrafo, escuchaban que existía algo llamado teléfono y cuando el quinqué daba paso a la bombilla eléctrica.

La Bella Época: 1890-1914: Evocación y nostalgia, es la exposición que el Museo de Historia Mexicana inaugurará esta noche, con una conferencia de la historiadora Ana Portnoy a las 19:00.

En la muestra el público podrá conocer el término de la "bella época" y cómo inició a popularizarse –en París, principalmente- para después trasladarse a Monterrey a finales de 1800.

Como un elemento importante, los museógrafos han recreado diversas escenas de la cotidianeidad de hace cien años: el suntuoso comedor, la vajilla traída desde Londres o París, los vestidos de seda o las invitaciones elegantemente diseñadas.

"Las casas empezaron a ser de dos pisos, y la gente empezó a comprar cosas y a formar pequeños museos en sus domicilios", refiere Gabriela Sánchez, historiadora y creadora del guión museográfico.

En la muestra son directas las referencias a Porfirio Díaz y Bernardo Reyes, presidente de México y gobernador de Nuevo León, respectivamente, por su aporte al desarrollo industrial de la región.

Se exhiben dibujos (el plano original del Arco de la Independencia), fotografías (la construcción de Palacio de Gobierno), vestidos, sillones y vajillas del Hotel Ancira, un sistema de envase de la Cervecería, así como una serie de objetos que recrean la vida de hace 110 años.

La mayoría de las piezas pertenecen a la colección de 3 Museos, mientras que se contó con el apoyo del Archivo General de la Nación, el Hotel Ancira, Palacio de Gobierno y otras instituciones.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS