13 de abril de 2014 / 10:22 p.m.

El entrenador del Espanyol Javier Aguirre ha afirmado tras el empate contra el Rayo Vallecano que "ojalá terminemos bien la Liga, con mejor imagen que la que hemos dado hoy" y ha reconocido que los dos goles en contra "eran evitables, son producto de decisiones erróneas".

"Ha sido un partido raro porque nos pudimos ir al vestuario con un 3-0 y después perder por otros tres. No fue nuestro mejor partido. No tuvimos buena recuperación y no sé si había fatiga", ha afirmado. "No encontramos el balón, no teníamos confianza con la pelota, gran parte del encuentro renunciamos a ella", ha dicho.

El mexicano ha aseverado que el gol a favor "condicionó nuestra conducta". Aún así, el preparador blanquiazul ha subrayado la entrega de sus futbolistas hasta el final del partido: "El equipo no se rindió y peleó. La gente nos silbó cuando no estaba contenta y nos animó hasta el cansancio después".

Aguirre ha destacado también el buen juego del Rayo. "Tiene un fútbol muy bonito. Son atrevidos y quizá en un robo de balón puedes sorprenderlos. Estuvieron demasiado bien en la posesión", ha afirmado.

AGENCIAS