28 de marzo de 2014 / 04:00 a.m.

Chivas ha entendido que sumar y mantenerse en zona de Liguilla no es suficiente para un equipo grande. El estilo de juego del Rebaño y la cosecha de nueve goles en 13 partidos ha provocado reclamos que técnico y jugadores prefieren echar en saco roto.

Con el objetivo de regresar a Chivas a una Liguilla, Omar Esparza reconoce que el fin justifica los medios. De cara al Clásico Nacional, el lateral rojiblanco confía en que el equipo explote su pólvora ofensiva.

"A lo mejor la gente quisiera ver otras cosas, hemos sumado puntos aunque a mucha gente no le guste la manera. Lo que nosotros queremos es darles gusto, nosotros intentamos ganar jugando bien y creo que lo vamos a hacer en este cierre de torneo. Sabemos que siempre va a haber críticas, uno las escucha cuando son constructivas.

"No le damos tanta importancia (a la poca producción de goles), pero sí nos ocupamos en mejorarlo. No podemos dejar el tema de lado, pero buscamos ese equipo equilibrado, estamos ocupándonos en marcar más goles para poder manejar mejor los partidos, hablar dentro de la cancha, siendo un equipo que se defiende bien, pero que también hace goles".

El canterano rojiblanco considera éste como uno de los Clásicos Nacionales más parejos que le ha tocado vivir. Sabe que perder no es una opción.

"Hay otros Clásicos en que uno anda mejor que otro o hay muchos puntos de diferencia. Ahora, lo que lo rodea es algo puntual: nosotros estamos en octavo y ellos en séptimo con los mismos puntos. Sabemos que ganando subimos de posición. Es un cierre de torneo, si no ganamos, se nos complicaría (la Liguilla) y dependeríamos de otros resultados.

Primero es el ganar. Vengo desde las fuerzas básicas y desde entonces está prohibido perder contra el América. Hay que cumplir el objetivo, que es calificar a la Liguilla y llegar lo mejor posible. Se puede ver ganable (el partido), pero esperamos al mejor América. Aunque andes mal, te motiva ganar el Clásico".

RICARDO PARTIDA