17 de julio de 2013 / 10:43 p.m.

México • Dos meses le han sido suficientes al tenor Ramón Vargas, director artístico de la Ópera de Bellas Artes, para hacer lo que ninguna administración había logrado: presentar la programación hasta el 2014.

Esta acción le permitirá poder contar con mucha antelación con elencos de primer nivel para cada uno de los montajes operísticos. Por lo pronto, ya lleva 59 audiciones, de unas 300 que piensa presenciar.

“Me he llevado muy agradables sorpresas, pero también me he dado cuenta de que a muchos de mis colegas les hace falta cantar, por lo que un buen entrenamiento será posible contar con grandes voces”, indicó.

El tenor, quien se recupera de una operación en la rodilla, adelantó que las actividades del Estudio de la Ópera de Bellas Artes se iniciarán en agosto con el lanzamiento de la convocatoria del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, para los jóvenes cantantes y pianistas preparadores.

El trabajo con sus amigos y colaboradores ha sido intenso, por lo que en conferencia de prensa encabezada por Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, Ramón Vargas anunció que como fruto de la colaboración y un primer acercamiento con nueve estados de la República, el próximo mes se montará la ópera Rigoletto, de Giuseppe Verdi, en el Teatro Bicentanario, de León, Guanajuato.

Cabe destacar que al tiempo que se elabora un censo para evaluar los foros donde se puedan desarrollar actividades operísticas (hasta el momento llevan 60 teatros), se viene realizando unregistro nacional de voces, el cual contribuirá a la selección de los futuros elencos operísticos.

 — LETICIA SÁNCHEZ MEDEL