13 de febrero de 2014 / 01:26 a.m.

Oribe Peralta ha sentido el efecto de anotar su primer gol en Copa Libertadores y ahora buscará romper la sequía en el Torneo Clausura 2014 de la Liga Mx.

El 'Cepillo' refleja el optimismo que le trajo ese gol que le dio la victoria a su equipos en dicho certamen, con lo cual se muestra listo para buscar anotarle a Tijuana.

"Me siento contento, sobre todo por el resultado y porque para nosotros era importante arrancar bien en la Copa Libertadores, pero ya dejamos de lado eso y ahora estamos centrados en el partido del viernes contra Xolos, por ahora es el más importante”.

Enfrentarán a ex compañeros que ahora están con Xolos", declaró el delantero.

Rechazó que con esa anotación se haya quitado presión alguna, pues afirma que siempre ha permanecido tranquilo, "ustedes (prensa) son los que decían que tenía presión, pero siempre estuve trabajando de la misma forma y sabía que el gol iba a llegar en cualquier momento".

"Estoy muy contento por el gol que anoté y porque significó el triunfo, pero fuera de ahí somos un equipo y tenemos que estar concientes que el trabajo depende de todos", agregó.

Ahora, se enfoca en tratar de obtener los tres puntos este viernes para escalar posiciones y asegura que saben que tienen que ganar, hacer lo que les toca, ganar todos los puntos de local y por ahí sacar buenos resultados de visitante para poder meterse a la liguilla.

Del partido en puerta, Oribe sabe que implica un duelo directo, que si le ganan lo alcanzan en puntos y lo bajan en la tabla, por eso la relevancia de obtener el triunfo, ganar tres puntos que los pueden meter de lleno en la pelea, por eso es que buscan ganar el viernes y meternos a la parte alta de la tabla.

Esto además de ayudar en la liga, también los motivaría para encarar los dos torneos, pues "vienen partidos muy complicados después y lo que queremos es llegar a 10 puntos en la liga para mantenernos en la pelea".

Y precisamente, al estar en dos competencias a la vez y tener poco tiempo para descansar, es algo que no ve como un problema, pues "estamos haciendo lo que nos toca y creo que los preparadores físicos saben lo que tienen que hacer, bajar las cargas para estar óptimos para cada partido”.

Recordó que a un jugador lo que más le gusta es tener actividad, tener partido tras partido. "Creo que el tener partidos cada dos o tres días es lo mejor, no entrenas tanto y no trabajos mucho aspectos físicos, entonces disfrutas al máximo los partidos", apuntó.

Así que por ahora, tiene en mente el partido ante Xolos, el cual espera complicado, pero antepone la necesidad santista y el deber en casa.

Peralta dijo que no importa si Tijuana trae a varios jugadores que fueron compañeros en Santos, como Arce y Castillo, pues "son ex compañeros y amigos y como tal les quieres ganar siempre, ahora están defendiendo otros colores y nosotros vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para ganar”.

Carlos Hernández Castrejón