22 de marzo de 2014 / 03:37 p.m.

El Osasuna se ha propuesto mañana sumar los tres puntos para cambiar la mala dinámica que le ha llevado a perder sus tres últimos encuentros, ante Levante, Málaga y Barcelona, donde ha encajado once goles y no ha marcado ninguno.

El Sevilla, séptimo con 44 puntos -a uno y dos de Villarreal y Real Sociedad y ya a ocho del cuarto, el Athletic-, visita Pamplona en su mejor racha de la temporada y muy reforzado, con el plus de moral de haber pasado a los cuartos de final de la Liga Europa tras superar el 0-2 que su 'eterno' rival le había infligido en la ida.

Las tres últimas derrotas de Osasuna le han llevado a perder su ventaja de puntos sobre el descenso, ahora reducida a tres, en una zona baja que se ha apretado mucho en las últimas jornadas por las victorias de rivales directos en la lucha por la permanencia.

La plantilla de Osasuna se toma el partido de mañana como si de una final se tratara, ya que hay un grupo de ocho equipos separados por cinco puntos de diferencia en la zona baja de la tabla.

El conjunto navarro debe asegurar los puntos en su estadio para aliviar su clasificación y para ello necesita mejorar su balance pobre de resultados en El Sadar.

El equipo "rojillo" ha perdido seis encuentros como local, ha empatado dos, ante Barcelona (0-0) y Real Madrid (2-2), y ha conseguido ganar al Elche (2-1), Rayo Vallecano (3-1), Espanyol (1-0), Getafe (2-0) y Atlético de Madrid (3-0).

Por su parte, el equipo sevillista llega a Pamplona después de eliminar al Betis en la Europa League y tras cinco jornadas sin perder en la liga, lo que le ha situado en el séptimo lugar a un punto de ocupar la sexta plaza que clasifica para jugar competición europea.

Los dirigidos por Unai Emery solo han perdido un partido fuera del Sánchez Pizjuán en los ocho últimos desplazamientos, lo que da una idea de su potencial. Han perdido cinco partidos, han empatado otros cinco y han ganado ante el Espanyol (1-3), Granada (1-2), Villarreal (1-2), Rayo Vallecano (0-1) y Almería (1-3).

El entrenador de Osasuna, Javi Gracia, no podrá contar en este partido con los lesionados Sisi y De las Cuevas. No obstante, recupera al defensa Marc Bertrán que ha recibido hoy el alta médica después de estar ausente por lesión en los tres últimos encuentros.

El equipo de Unai Emery ha sumado trece de los últimos quince puntos posibles al acumular cinco partidos sin perder y cuatro triunfos seguidos en la Liga BBVA, cuatro años y medio después, pues no encadenaba cuatro victorias desde septiembre de 2009.

Estos buenos resultados coinciden con una mejoría en el juego y también con el hecho de que sus dos goleadores, el colombiano Carlos Bacca y el francés Kevin Gameiro, pasan por un buen momento. Llevan veinte tantos -once y nueve, respectivamente- entre los dos en liga, que aumentan hasta treinta entre ambos incluyendo el torneo europeo.

No obstante, la principal preocupación del técnico vasco es el escaso tiempo de recuperación que han tenido, con sólo sesenta horas de margen desde que la noche del jueves terminó el 'Euroderbi' contra el Betis, con prórroga incluida y tanda de penaltis, hasta que mañana al mediodía comience el encuentro en El Sadar.

Emery, que se quejó de ello al acabar el derbi, sólo ha podido dirigir dos sesiones de trabajo y prácticamente de recuperación, y no sabe cómo van a responder sus jugadores tras el sobresfuerzo que tuvieron que hacer en la eliminatoria europea, aunque ha incidido en que deben dar el máximo para sacar algo positivo de un "campo muy complicado" como El Sadar, que además no se le da bien al Sevilla.

Al centro del campo sevillista vuelve Vicente Iborra, que no jugó por sanción ese partido de la Liga Europa, aunque con respecto al último de liga pierde al uruguayo Sebastián Cristóforo, lesionado ante el Valladolid, así como al extremo José Antonio Reyes, baja en la convocatoria por una fuerte sobrecarga en el recto anterior.

AGENCIAS