10 de marzo de 2015 / 03:45 a.m.

Monterrey.- Los padres de los adolescentes que fueron detenidos el fin de semana durante una fiesta rave en Santiago, se quejaron de supuestos actos de corrupción por parte de las autoridades investigadoras.

Señalaron que empleados del Ministerio Público les exigían 5 mil pesos por cada menor para dejarlos en libertad y no fincarles ningún cargo.

"Que dinero pues para poderlos soltar, verdad. Que les piden cierta cantidad. Mucha gente se va asustada y dice: ¿De dónde saco tanto dinero? Y pues prefieren mejor irse", señaló una joven que acudió a pedir informes de su hermano de 17 años.

Fueron aproximadamente 30 menores de edad los que la Policía remitió ante la fiscalía adjunta al Consejo Estatal. La autoridad no dio la cifra exacta.

Trascendió que alrededor del 50 por ciento de esa cifra pagó cuando menos 5 mil pesos a cambio de la liberación, y sin que –supuestamente– hubiera recibo o comprobante de por medio.

"Es algo chueco lo que están haciendo. ¿Cómo lo considero? Pues muy mal, muy mal, porque realmente no se debe hacer así. Si están arriba de uno es porque deben hacer las cosas bien", agregó la joven, quien habita en la colonia Tolteca.

Las personas se quejaron de la incomunicación de sus familiares detenidos, y con mayor razón si se sabían víctimas de actos abusivos por parte de las autoridades.

"No me han permitido hablar con él desde anoche, a las 8:30 que yo llegué, y me retire a las 12:00 de la noche. No me permitieron entrar", aseveró una mujer de la tercera edad que deseaba noticias de su nieto, de 16 años.

Durante el lunes se pudo observar a las personas afuera de la agencia del Ministerio Público en Justicia para Adolescentes, esperando información, o que los encargados de la fiscalía redujeran el monto.

"Yo creo que mi hijo consume (drogas)… no que la venda. No es justo que esté detenido por esa razón. Yo creo que no, que no es justo", reiteró el ama de casa.

El grupo de adolescentes (hombres y mujeres), así como un centenar de adultos, fueron sorprendidos durante una fiesta rave en una quinta del municipio de Santiago.

El operativo se dio como a las 9:00 horas del domingo en un inmueble que se ubica en la carretera Los Cavazos-La Cortina, a unos metros del arroyo La Chueca.

FOTO Y TEXTO: Agustín Martínez