— NAYELI ZAVALA/ @ANALY_ZAVALA
7 de junio de 2013 / 10:10 p.m.

Ciudad de México • Nora Beltrán denunció que Grupo Fisher’s la acosó laboralmente desde que ella les notificó que estaba embarazada, argumentando que “no podía vender alcohol con esa panzota”.

Nora trabajaba, hasta ayer, en los conocidos Big’s Bar, pertenecientes a Grupo Fisher’s, su principal tarea era aumentar las ventas en el área de barra, sin embargo cuando se enteró que estaba esperando un bebé no se imaginó que sus jefes la acosarían laboralmente hasta obtener su renuncia o en su defecto correrla.

Fue a principios de enero, cuando tenía siete semanas de embarazo, que le notificó a su jefe inmediato y subgerente de los bares, Daniel López, que estaba embarazada, “"inmediatamente él (Daniel López) me citó a las oficinas de Recursos Humanos para que hablara con el jefe de ese departamento, Norberto Treviño"”.

Al acudir a la cita, el jefe de Recursos le dijo que su embarazo era una afectación para el grupo, en ese momento no paso a mayores, pero a los pocos días empezó el acoso.

“"Me empezaron a cambiar horarios, me disminuyeron el sueldo, me mandaban a bares cerrados donde la gente fuma y además que me quedaban muy lejos de mi casa"”.

Al protestar contra las medidas, las cuales podrían afectar la salud del producto y que arriesgaban mi integridad como mujer y como persona ellos me respondieron “ese es tu problema”.

Después de cinco meses de continuo hostigamiento laboral, ayer por la mañana Nora recibió la noticia de que ya no tenía trabajo, Norberto Treviño le dijo que a pesar de que tenía buenas referencias de sus labores había recibido órdenes para liquidarla.

Siendo un acto de discriminación, Nora utilizó la red social de Twitter como medio de denuncia y difusión, logrando que su caso llegue a oídos del director de Cultura por la No Discriminación, Iván Pérez Vitela, quien canalizó la denuncia al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, quienes ya están trabajando en su caso.

A su vez, compartió un video por YouTube, que fue grabado ayer cuando acudió a las oficinas de reclutamiento de Fisher’s a exigir una explicación sobre su despido.

Al ingresar a al inmueble fue recibida por quien ella identifica como Norberto Treviño, jefe de recursos humanos, que le indica “"qué haces aquí, ya no trabajas aquí”".

Ella pide a Treviño un documento que explique por qué fue despedida, obteniendo como respuesta que puede ir diario si quiere, pero que él no le dará nada.