21 de octubre de 2014 / 02:35 a.m.

Enfrentarse a la derrota no es sencillo, menos después de 37 títulos y 152 partidos ganados de forma consecutiva, por eso la campeona mundial del raquetbol Paola Longoria hace a un lado la tristeza de la derrota para seguir adelante.

“Duele mucho, si estoy triste, sabía que este momento podría llegar en cualquier momento, pero sin embargo había que estar preparada, se perdió un partido, pero no se perdió la temporada, eso también hay que tomarlo con madurez sacarle a la derrota lo positivo, el aprendizaje”, dijo Paola Longoria tras su paso por el torneo de Stockton, California, donde cayó ante la estadounidense Rhonda Rajsich y perdió el invicto.

Longoria apenas bajó del avión y se trasladó a las instalaciones de Value Casa de Bolsa, su patrocinador, para apoyar en la carrera contra la Diabetes de este próximo nueve de noviembre.

La campeona mundial reconoció la superioridad de la estadounidense para la final del torneo de California, pero dijo se levantará para seguir adelante, ya que el deporte concede la oportunidad de la revancha.

“Creo que eso es algo que he aprendido, el deporte siempre me da la oportunidad de tener una revancha, me toca jugar con ella en dos semanas, en San Luis Potosí, es una exhibición de la LPRT, va a haber una cantidad de dinero, pero no da puntos en el ranking, obviamente mi siguiente torneo del Tour sería el Paola Longoria Invitational en diciembre próximo del 5 al 9 en Monterrey y viene un compromiso importante con la selección mexicana como son los Juegos Centroamericanos y del Caribe”, expresó Longoria.

Dijo que volverá a trabajar y salir de lesiones para que sus alas levanten el vuelo nuevamente y resurgir como el Ave Fénix prometiendo nuevos triunfos.

“Al final de cuentas así es el deporte, así es la competencia, siempre he sido una jugadora que se levanta de las caídas y con más fuerza y estoy segura que si terminó este pequeño reinado podré iniciar uno nuevo y con mejor racha”, señaló Longoria.

MARTHA CEDILLO