12 de julio de 2014 / 03:09 p.m.

El papa Francisco expresó su deseo de que el deporte sirva para favorecer "la cultura del encuentro" y puso como ejemplo el Mundial de fútbol de Brasil, que ha permitido, según indicó, la convivencia de personas de diversos credos y nacionalidades durante su desarrollo.

"Los Mundiales lograron el encuentro de personas de varias naciones y religiones. Que el deporte promueva siempre la cultura del encuentro", fue el comentario publicado esta mañana en el perfil oficial de Bergoglio en la red social Twitter.

El tuit fue hecho público esta mañana, la víspera de la celebración de la final de este torneo internacional en la que se verán las caras la selección de Alemania y la del país natal del pontífice, Argentina.

Aficionado al fútbol y seguidor del conjunto bonaerense de San Lorenzo de Almagro, Francisco prometió neutralidad en el desarrollo de la Copa del Mundo a la presidenta del país anfitrión, Dilma Rousseff, durante una reunión que ambos líderes mantuvieron el pasado febrero en el Vaticano.

En Italia, la final de esta edición del Mundial ya es conocida como "la final de los dos papas" dado que el emérito, Benedicto XVI, es alemán.

Los medios de comunicación locales especulan con la posibilidad de que ambos pontífices se reúnan el domingo por la tarde para presenciar juntos este encuentro, una hipótesis improbable según el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

Lombardi, ante las preguntas de los periodistas de los últimos días, ha afirmado que no le parece "verosímil" que Benedicto XVI vea el partido.

Por otro lado ha señalado que más "probable" le parece que el papa Francisco "se informe" sobre el desarrollo del mismo, tal y como hizo durante el encuentro de semifinales.

AGENCIAS