14 de junio de 2014 / 01:24 a.m.

Recientemente renovó su pasaporte argentino y sigue portando su credencial de socio de su club favorito en la liga argentina, el San Lorenzo. Pero el papa Francisco ha prometido absoluta neutralidad durante la Copa del Mundo.

Francisco recordó, durante una entrevista publicada el viernes por el diario de Barcelona "La Vanguardia", que la presidenta brasileña Dilma Rousseff le había pedido en febrero, durante una visita al Vaticano, que se mantuviera al menos neutral durante la competición.

Riendo, el pontífice dijo, "los brasileños pidieron neutralidad. Les doy mi palabra porque Brasil y Argentina son siempre rivales".

El jueves, Francisco emitió un mensaje en vídeo para hacer un exhorto a jugadores y espectadores por igual. Los instó a hacer que la Copa del Mundo sea un escaparate del trabajo en equipo y la solidaridad, y no una exhibición de racismo, individualismo y codicia.

Argentina disputa su primer encuentro de este Mundial el domingo, contra Bosnia-Herzegovina.

AP