17 de noviembre de 2013 / 03:36 p.m.

 

Ciudad del Vaticano.— El papa Francisco dijo en tono de broma que es parecido a un farmacéutico que receta oraciones como medicina para el corazón.

Desde la ventana de su estudio, el papa mostró un rosario guardado en una caja de cartón parecida a un paquete de medicamentos con la imagen de un corazón, antes de los voluntarios distribuyeran miles de éstas a los fieles en la Plaza de San Pedro.

Francisco dijo que recomienda rezar el rosario por ser "una buena medicina" que es "buena para el corazón".

La manera sencilla en que Francisco habla, que el ciudadano común entiende fácilmente, está atrayendo a más fieles de los que solían acudir a las apariciones dominicales de los pontífices. Aproximadamente 80.000 personas, entre turistas y locales, asistieron el domingo a la plaza de San Pedro.

AP