NOTIMEX
17 de diciembre de 2013 / 01:43 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco festejó hoy con sobriedad su cumpleaños número 77 celebrando su misa matutina en la capilla de su residencia Vaticana, la Casa de Santa Marta, donde saludó a algunos mendigos de Roma.

En la celebración eucarística participaron todos los trabajadores que prestan servicio en Santa Marta, "a modo de vivir un clima particularmente familiar", dijo la oficina de prensa vaticana.

"El evangelio de este día, rico de nombres de los antepasados de Jesús, dio la oportunidad al Papa para recordar afectuosamente en el curso del sermón también los nombres de algunos de los empleados presentes", indicó un comunicado.

La misa fue concelebrada por Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio, como representante del resto de los "purpurados".

Tras la ceremonia el pontífice saludó personalmente a cada uno de los presentes, como todos los días.

El "número dos" del Vaticano, el secretario de Estado Pietro Parolin, lo felicitó en nombre de los colaboradores de la Secretaría de Estado.

Por su parte el limosnero pontificio, Konrad Krajewski, presentó al Papa cuatro personas sin techo que duermen en el barrio en las inmediaciones del Vaticano. Dialogaron unos instantes.

Los presentes, con el director de la Casa de Santa Marta, acompañaron las felicitaciones con un canto. Después todos juntos pasaron al comedor para el desayuno.

Los días martes suelen ser libres para los pontífices, aunque Francisco casi siempre ha tenido actividades sin descansar prácticamente nunca.

Este día llegó a la capital italiana una delegación del equipo de los amores del Papa, el San Lorenzo de Almagro, que el domingo pasado se proclamó campeón de la primera división de fútbol argentino.

Su intención era ofrecer la copa a su hincha más notable, pero este mediodía aún se carecía de confirmación de que el Papa los recibiese, como informaron fuentes de la sala de prensa vaticana.

Con toda probabilidad el grupo será recibido la mañana del miércoles, durante la audiencia general pontificia en la Plaza de San Pedro.