2 de enero de 2014 / 08:13 p.m.

El papa Francisco, seguidor confeso del club argentino San Lorenzo de Almagro, tendrá que dividir sus simpatías, ya que la Asociación Mutual Alianza Papa Francisco juega su primer partido, dispuesta a trasladar las enseñanzas papales a los campos de fútbol argentinos.

El club consiguió registrarse ante la Asociación de Fútbol Argentina (AFA) el pasado 13 de diciembre y celebra su puesta de largo con un amistoso frente al Club Sportivo América de San Pedro, como preparación para la temporada regular que comienza en marzo y que disputará en la quinta división argentina.

"Teníamos la idea de crear un equipo de fútbol, lo teníamos ya hablado, y viendo la Jornada Mundial de la Juventud -celebrada en Río de Janeiro en julio del año pasado- se nos ocurrió dedicar el club que estábamos haciendo al Papa, cuando pidió que hiciéramos lío", explicó a medios locales su presidente, Jorge Ramírez."Este tipo pelea por todo lo que nosotros queremos pelear", resumió.

Además, el nombre Francisco encierra otro significado, ya que el grupo de amigos fundadores vive en el municipio de San Francisco Solano, situado al sureste de la ciudad de Buenos Aires.El objetivo que les llevó a fundar el equipo es "ayudar a los chicos" del barrio de La Paz, donde tiene su sede el club, "para que no caigan en la droga ni se metan en problemas", explicaron en su página web.

Las primeras pruebas que realizó el equipo para encontrar jugadores de fútbol atrajeron a gran cantidad de jóvenes hasta el barrio, tantos que "superaron las expectativas" de los organizadores y los obligaron a ampliar las fechas varios días más.El equipo, además, cuenta con varias categorías inferiores, para que niños y adolescentes puedan unirse al club "santo".El club Papa Francisco es, además, el primer equipo de fútbol profesional que se establece en su ciudad, por lo que desde su inicio recibió un "gran apoyo" popular, que les llevó a vender todas sus camisetas en apenas una semana.

La equipación oficial del equipo está inspirada en los colores de la bandera de la Ciudad del Vaticano: la local es blanca con rayas amarillas y negras, mientras que la visitante tiene el negro como color principal.Su apodo, que todo club debe tener y que aparece ya en sus remeras, es el de "El santo del Sur", y sus seguidores son "los santos".Por supuesto, el equipo guarda en la sede una camiseta especial dedicada a su líder espiritual, la número 10, con el nombre de Francisco, que esperan "poder entregársela algún día".

El club envió al Papa una carta informando de su fundación, aunque todavía no han recibido respuesta desde la Santa Sede.Los directivos, sin embargo, no esperan sustituir a San Lorenzo en el corazón pontificio, y reconocen al equipo de los "cuervos", ganador del torneo Inicial 2013, como una de sus inspiraciones a la hora de jugar.

El equipo de fútbol empezará su andadura en la liga en un lugar emblemático para los cristianos argentinos, Luján, a donde cientos de miles de creyentes se dirigen en peregrinación cada mes de octubre, y que el propio Jorge Bergoglio dirigió numerosos años como Arzobispo de Buenos Aires.

La liga regional de Luján, fundada en 1925, es una de las que forman la quinta división del fútbol argentino, y su ganador se enfrentará a ganadores de otras ligas equivalentes para ascender a un nivel superior.Sin embargo, el club "santo" no está dedicado en exclusiva al fútbol, y durante diciembre realizaron pruebas para organizar una sección de voleibol.Además, sus directivos esperan poder abrir un equipo de balonmano en los próximos meses.

AGENCIAS