17 de marzo de 2013 / 03:28 p.m.

Ciudad del Vaticano • El papa Francisco afirmó que le gustaría una "Iglesia pobre y para los pobres", en una audiencia con la prensa internacional, en la cual también explicó por qué eligió ese nombre.

Algunos de los que no sabían por qué el pontífice había decidido llamarse Francisco, especularon que lo había elegido por Francisco Saverio o Francisco de Sales; sin embargo, Jorge Bergoglio reveló: "Durante el cónclave estaba sentado a mi lado el cardenal Claudio Hummes, arzobispo emérito de Sao Paulo, un gran amigo (…) cuando la situación se hizo peligrosa para mí, me consolaba, y cuando los votos aumentaron a los dos tercios necesarios para la elección, hubo un aplauso. Él me abrazó y me dijo: ‘¡No te olvides de los pobres!’ (…) Mientras el escrutinio seguía, inmediatamente pensé en Francisco de Asís (…) luego pensé en las guerras y así llegó un nombre a mi corazón: Francisco de Asís, el hombre de la pobreza, de la paz, el hombre que ama y que cuida la creación, el hombre pobre. ¡Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!".

En el encuentro con periodistas, durante el cual recibió varios aplausos, narró cómo algunos cardenales le pidieron que se llamara “Adriano”, en honor a Adriano VI conocido como El reformista, o Clemente XV, para "vengarse" de Clemente XIV, quien suprimió la orden de los jesuitas, comentario que provocó las risas del pontífice y de los presentes.

En la conferencia, que se realizó el Aula Paulo VI del Vaticano, en la cual había alrededor de 6 mil representantes de la prensa, quienes dieron cobertura al cónclave, el Papa dijo que hay similitudes entre el papel que desempeñan los medios de comunicación y el de la Iglesia en cuanto a la responsabilidad que tienen con los ciudadanos: "Vuestro trabajo implica una gran atención a la verdad, a la bondad y la belleza". Señaló que a veces la lectura de los hechos eclesiásticos no son diferentes a los de la política o la economía, aunque "la Iglesia no tiene una naturaleza política, sino esencialmente espiritual".

Sus palabras al despedirse de los representantes de los medios de comunicación fueron: "Muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia católica y otros no son creyentes, pero respetando la conciencia de cada uno os doy mi bendición sabiendo que cada uno de vosotros es hijo de Dios. ¡Que Dios os bendiga!".

LA VISITA DE KIRCHNER

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, será la primera jefa de Estado en reunirse, el próximo lunes, con el papa Francisco. También se informó que el sábado 23 el pontífice sostendrá un encuentro con su antecesor, Benedicto XVI, en la residencia de Castelgaldolfo donde se encuentra actualmente.

La Sala de Prensa del Vaticano dio a conocer las actividades de la agenda del pontífice, las cuales iniciarán este domingo con la celebración de una misa en la parroquia de Santa Ana y continuará a las 12:00 horas con el rezo del Ángelus desde la ventana de su estudio privado.

El lunes 18 de marzo a las 12:50 horas sostendrá un encuentro con la presidenta de Argentina en la casa de Santa Marta, donde reside en este momento.

El martes 19, día en que se celebra la fiesta de San José, patrono de la Iglesia Universal, en la Plaza de San Pedro a las 9:30 horas tendrá lugar la misa del inicio del pontificado.

Al concluir, ante el Altar de la Confesión recibirá el saludo de los jefes de Estado que asistan.

Al siguiente día, hacia las 11:00 horas, celebrará una audiencia con los grupos de delegados de otras Iglesias; el viernes, a las 11:00 horas, en la Sala Regia, sostendrá una audiencia con el cuerpo diplomático acreditado ante el Vaticano.

El sábado, el papa Francisco se encontrará con su predecesor Benedicto XVI, con quien almorzará.

En cuanto a las actividades de cuaresma, el domingo 24 de marzo el Papa presidirá la celebración eucarística del Domingo de Ramos a las 9:30 horas en la Plaza de San Pedro, y a mediodía el rezo del Ángelus.

CONFIRMA A LA CURIA

El papa Francisco confirmó a los altos cargos de la curia vaticana, que cesaron automáticamente con la renuncia de Benedicto XVI, como establece la normativa de la sede papal.

La Oficina de Prensa del Vaticano informó que el papa Francisco había ratificado a los jefes y miembros de los Dicasterios de la curia romana, así como a los secretarios y el presidente de la Pontificia Comisión del Estado de la Ciudad del Vaticano, para que prosigan, provisionalmente, en sus respectivos encargos.

Destacó que el pontífice "desea reservarse un cierto tiempo para la reflexión, la oración y el diálogo, antes de cualquier nombramiento o confirmación definitiva".

Cabe señalar que durante las conferencias de prensa con el vocero vaticano, Federico Lombardi, fue reiterada la pregunta sobre cuándo se darían los nuevos nombramientos en la curia romana, y las respuestas fueron que era solo decisión del Papa, pero generalmente primero los ratifica en lo que hace una valoración del trabajo de cada uno.

EUGENIA JIMÉNEZ