25 de noviembre de 2013 / 02:44 p.m.

CIUDAD DEL VATICANO .- En la conversación, que se prolongó 25 minutos, destacaron además "las cordiales" relaciones bilaterales entre la Santa Sede y Paraguay, señaló un comunicado del Vaticano.

Ambos coincidieron en la promoción del desarrollo integral de la persona y el respeto de los derechos humanos, y destacaron "el papel y la contribución de la Iglesia en la sociedad como también la colaboración de Paraguay con la Santa Sede a nivel internacional".

En el intercambio habitual de regalos, el mandatario le regaló una imagen de la Virgen, un libro de cartas de San Roque —único santo paraguayo_, y un volumen con fotografías sobre las Reducciones de los jesuitas en su país.

El papa, que es miembro de la Compañía de Jesús, se detuvo a hojear el libro y bromeó al afirmar que los jesuitas, con las Reducciones, "sólo dejaron ruinas", ya que esas misiones del siglo XVII están prácticamente destruidas.

Cartes fue acompañado por una amplia delegación encabezada por su canciller Elaido Loizaga, así como familiares y otros funcionarios del gobierno.

Después se encontró con el secretario de Estado de la Santa Sede, monseñor Pietro Parolin, y monseñor Dominique Mamberti, secretario para las relaciones con los Estados.

El mandatario paraguayo llegó el domingo a Roma. Antes de emprender su viaje había adelantado que invitaría al papa a visitar Paraguay, le presentaría el saludo de todo el pueblo y le pediría su bendición para el país.

Cartes y su comitiva asistirán el martes a la misa que el pontífice oficia cada día en la capilla de Santa Marta, residencia donde vive, tras la cual regresarán a Asunción.

AP