2 de mayo de 2014 / 03:14 p.m.

El Papa recordó hoy a los futbolistas y dirigentes su "responsabilidad social" sobre todo de cara a los más jóvenes, durante una audiencia que concedió hoy a los equipos italianos del Fiorentina y del Nápoles, que jugaran mañana la final de la Copa Italia.A la audiencia también asistieron los dirigentes de la Liga de fútbol y de la Federación Italiana de Fútbol, y a todos les recordó su "responsabilidad social" tanto fuera como dentro del campo."Momentos de alegría, de domingo, vividos con mi familia", explicó.Ante ello, realizó un llamamiento para que "el fútbol, como todos los deportes populares, recupere la dimensión de la fiesta"."Hoy el fútbol mueve un gran volumen de negocios, por la publicidad, la televisión, etcétera. Pero el factor económico no debe prevalecer sobre el deportivo porque corre el peligro de contaminar todo tanto a nivel internacional como nacional", instó.Para el papa, "desde lo más alto es necesario reaccionar positivamente para reaccionar restituyendo la dignidad deportiva a los eventos deportivos".A los futbolistas, el papa entonces les recordó que "tienen una gran responsabilidad", pues están al centro de la atención de tantos admiradores jóvenes y muy jóvenes"."Tened en cuenta de esto. Pensad que vuestra manera de comportaros tiene mucha resonancia, en el bien y en el mar.¡Sed siempre deportivos de verdad!", les instó el papa argentino.El papa al despedir a los equipos les deseó que la final de mañana en el Estadio Olímpico de Roma sea "una gran fiesta" del deporte.En las delegaciones de Fiorentina y Nápoles no faltaron sus dos entrenadores, el italiano Vincenzo Montella y el español Rafa Benítez, respectivamente.