13 de agosto de 2014 / 03:05 p.m.

El Papa Francisco, confeso hincha de San Lorenzo de Almagro, enfatizó hoy que es un día "especial" por la final de la Copa Libertadores que disputará su equipo ante Nacional de Paraguay, encuentro que tendrá lugar mientras el Pontífice vuela desde Italia a Corea del Sur por una visita oficial.

"Es un día especial", expresó el Santo Padre a la comitiva que prepara el viaje a Seúl para participar en las Jornadas de la Juventud asiáticas, que se desarrollarán en Corea del Sur, donde sólo el 10% profesa la religión católica.

En diálogo con la radio argentina La Red, Monseñor Guillermo Karcher, oficial de Protocolo del Vaticano, explicó: "(Francisco) estaba preparando sus cosas y le comenté que hoy era un día muy importante por el viaje y por el partido de un equipo importante. Se empezó a reír. Ojalá que cuando llegue a Corea reciba buenas noticias".

Karcher dijo que Bergoglio rezará por un triunfo del Ciclón, y pidió, a cambio, que los hinchas de San Lorenzo y todos los fieles del mundo recen por él, como suele pedir el Sumo Pontífice.

AGENCIAS