AP
21 de diciembre de 2013 / 10:33 p.m.

Utah, EU.- La escena improbable tuvo lugar en uno de los estados más conservadores en Estados Unidos.

Numerosas parejas de personas del mismo sexo se presentaron en la oficina del secretario del condado de Salt Lake para casarse apenas se enteraron de que un juez federal había anulado la prohibición al matrimonio gay en Utah.

"No puedo creer que esto ocurra en Utah", dijo Elisa Noel después de unirse legalmente con su pareja en una ceremonia improvisada en la oficina, ubicada a cinco kilómetros (tres millas) de la sede de la iglesia mormona.

Otras parejas reaccionaron de manera similar ante el fallo del juez federal Robert J. Shelby que declaró inconstitucional la prohibición al matrimonio gay aprobada en consulta popular en Utah.

El juez, a quien el presidente Barack Obama había propuesto al cargo, dijo que la prohibición infringe los derechos constitucionales de las parejas del mismo sexo.

Afirmó que el gobierno de Utah no mostró que autorizar los matrimonios de parejas homosexuales afectaría en alguna manera los matrimonios de parejas heterosexuales.

Debido al fallo, tanto abogados como las parejas de personas del mismo sexo maniobraron de inmediato.

El gobernador republicano censuró el fallo y afirmo que contravenía la voluntad del electorado de Utah.

Numerosas parejas del mismo sexo se presentaron de inmediato en la oficina del secretario del condado de Salt Lake para que les entregaran sus permisos de matrimonio.

Decenas de ellas hicieron fila y se casaron en el acto ante el alcalde y sacerdotes protestantes.

Fue un suceso feliz acompañado de aclamaciones al término de cada ceremonia.

Un bar gay en Salt Lake organizó de inmediato una fiesta para el mismo viernes en la noche a fin de celebrar lo sucedido durante la jornada.

Algunos convocaron una marcha para el lunes en el capitolio local.

"Estoy muy decepcionado de que un juez federal, activista, pretenda anular la voluntad del pueblo de Utah", dijo el gobernador Gary Herbert.

"Estoy trabajando con mi asesor jurídico y con el procurador general interino para determinar cuál será el mejor curso para la defensa del matrimonio tradicional dentro de las fronteras de Utah", agregó.

El viernes en la noche, las autoridades del estado habían presentado un aviso de apelación contra el fallo y una solicitud para un aplazamiento urgente a fin de impedir que se entregaran las licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo.

Se desconoce cuándo emitirá el juez una decisión en cuanto a si concederá o no el aplazamiento.

Robert J. Shelby atrajo la atención nacional por su fallo menos de dos años después de que el Congreso aprobara su nombramiento para una plaza de juez federal. Obama propuso a Shelby después de que el senador republicano Orrin Hatch lo recomendara en noviembre de 2011.

Shelby fue efectivo de la Guardia Nacional del Ejército en Utah de 1988 y 1996 y fue ingeniero militar en la operación Tormenta del Desierto.

Se graduó en 1988 de la facultad de leyes de la Universidad de Virginia y fue auxiliar del juez federal J. Thomas Greene en Utah; después practicó leyes por su cuenta durante unos 12 años hasta que se convirtió en juez.