4 de mayo de 2014 / 11:16 p.m.

Tony Parker anotó 32 puntos y los Spurs de San Antonio tuvieron una ventaja de incluso 31 en el partido que ganaron el domingo por paliza de 119-96 a los Mavericks de Dallas, para avanzar a la siguiente ronda de los playoffs.

El argentino Manu Ginóbili sumó 20 puntos, Danny Green añadió 16 y Tim Duncan aportó 15, los mismos que Kawhi Leonard, para que San Antonio resolviera al fin una tensa serie de postemporada en el máximo de siete encuentros.

Ginóbili sumó también tres rebotes, cinco asistencias y tres faltas en 26 minutos.

"Sabía que tenía que ser agresivo si queríamos tener una oportunidad de ganar el partido ante la estrategia por la que optaron los Mavericks", dijo Parker. "Me retaron a encestar".

Los Spurs, líderes de la NBA en la campaña regular, se medirán en la siguiente fase a los Trail Blazers de Portland, quintos de la División Oeste, que eliminaron sorpresivamente a los Rockets de Houston en seis duelos.

El alemán Dirk Nowitzki totalizó 22 unidades y nueve rebotes para encabezar a Dallas.

La temporada anterior terminó para los Spurs con una derrota ante Miami, en el séptimo duelo de la final. Ahora, ante el riesgo de caer mucho antes, San Antonio aprovechó el aliento que le brindó su público y apabulló a Dallas en el encuentro decisivo.

"Nos dimos la oportunidad pero hoy fuimos azotados por un maremoto al inicio", dijo el entrenador de Dallas, Rick Carlisle. "Ellos tuvieron su mejor partido hoy y nosotros no pudimos hacer lo suficiente para mantenernos en la pelea al inicio".

El duelo del domingo fue ríspido, con dos faltas técnicas y dos flagrantes cantadas durante el trámite. Otras dos faltas flagrantes fueron revertidas tras una apelación.

Parker recibió una técnica cuando restaban 31.6 por jugar en el primer cuarto tras embocar una canasta en bandeja para luego cruzar palabras con su excompañero de equipo DeJuan Blair. Ambos se pasaron retándose durante la serie, con Parker evidentemente frustrado por las duras faltas que Blair le cometió cuando intentaba penetrar hacia la canasta.

"Sólo estaba bromeando con DeJuan", aseguró Parker sobre la falta técnica. "Por eso resulta muy gracioso recibir una falta técnica por eso, porque ni siquiera estaba diciéndole malas palabras. DeJuan jugó por cuatro años (para los Spurs). Vivió durante un año en mi casa. Me agrada DeJuan".

Blair fue castigado con una falta flagrante al propinarle un codazo en el rostro a Ginóbili. Después de la falta, Blair se le quedó mirando fijamente al entrenador de los Spurs Gregg Popovich, quien les reclamaba a los árbitros por la severidad de la acción.

La falta flagrante sirvió de inspiración para los Spurs, que procedieron con una arremetida 14-2 para despegarse 51-27 con ocho minutos por jugar en el primer tiempo.

En otro incidente, Vince Carter embistió a Ginóbili en el interior cuando faltaban tres minutos en el tercer cuarto. Los árbitros cantaron falta flagrante, pero la decisión quedó anulada cuando el video mostró que Carter sólo trataba de agarrarse de Ginóbili cuando los dos se salían de la cancha.

San Antonio dominó a gusto durante el segundo tiempo. Lo más que Dallas se pudo acercar fue a 14 puntos.

"Todos estuvimos activos y enfocados", dijo Duncan. "Cometimos muy pocos errores".

AP