25 de marzo de 2014 / 02:44 a.m.

El próximo partido del Atlas como local no será en el Jalisco. La Federación Mexicana de Futbol castigó a los Zorros con un partido de veto, al principio eran dos, pero una llamada de Salinas Pliego a los altos mandos disminuyó el castigo. El Atlas contra Puebla se jugará en otro inmueble, el Morelos es la primera alternativa.

Además del partido de castigo la Federación fijó una multa económica contra los Zorros, un monto aproximado de 336 mil 490 pesos.

"Multa económica de 5,000 días de salario mínimo vigente", así se leía en el comunicado oficial.

Pero no sólo multarían a los rojinegros, también la medida preventiva fue contra las Chivas, en primer lugar no le van a vender ningún boleto a sus barras para el partido contra América, además tampoco los van a aceptar en ninguna plaza cuando vayan de visitantes.

"Se sanciona al Club Guadalajara con la prohibición de vender boletos a sus grupos de animación, en los partidos en que actúe como local. Así mismo, se prohíbe la venta de boletos a los Grupos de Animación del Club Guadalajara, a todos los partidos en que actúe como visitante. Ambas medidas disciplinarias son por tiempo indefinido".

También la Federación le exige al Rebaño Sagrado que diga los nombres, domicilios y teléfonos de todos los barristas que tienen registrados, con el afán de colaborar con la policía para detener a los violentos.

"Se solicita al Club Guadalajara informe sobre la identidad de los integrantes del grupo de animación que participaron activamente en los hechos de referencia. Lo anterior, de conformidad con el padrón de integrantes credencializados con que cuenta el Club Guadalajara, a efecto de que se proceda conforme a derecho corresponda en contra de los infractores", señala el comunicado de parte del máximo organismo del futbol mexicano.

JESÚS HERNÁNDEZ