13 de febrero de 2013 / 02:57 a.m.

México • La Universidad Autónoma de Sinaloa, el Colegio de Sinaloa y Siglo XXI Editores, anunciaron este martes que los ganadores de los Premios Nacionales de Ensayo y Narrativa Siglo XXI fueron: el colombiano Fernando Zalamea Traba, autor de Pasajes de Proteo, quien participó con el seudónimo de Tarko Noval; así como la española, Elena Alonso Frayle por la novela El silencio de los siglos, que envió bajo el seudónimo de Neli Nelson.

Los galardonados, quienes recibirán un estímulo económico de 20 mil dólares, serán premiados el próximo mes de marzo en el marco de la Feria Internacional del Libro de Minería.

En la conferencia para dar a conocer las obras ganadoras, el escritor Adolfo Castañón, en representación de los integrantes del jurado del Premio de Ensayo, dijo que “es un libro que va a trascender las fronteras del idioma, del pensamiento, lo que nos inspira este libro es un sentido de humildad y de modestia, pues el pensamiento mayor es posible, está entre nosotros y en este momento se llama Fernando de Zalamea (Bogotá, 1959), Pasajes de Proteo”.

Respecto al Silencio de los siglos de Elena Alonso Frayle (Bilbao, España, 1965), la escritora mexicana Ana Clavel, quien integró el jurado del Premio de Narrativa, indicó que fue una alegría encontrarse con esta novela “magníficamente urdida que sabe interesarnos en una trama de suspenso que entreteje dos mundos al parecer lejanos”.

En la opinión del jurado, es también una novela “que parte de la tradición realista y de aventuras a lo Salgari y Pérez-Reverte, pero que además logra tesituras de novela filosófica por su cargas poética en la que el devenir humano se revela con intensidad en la grandeza de los pequeños actos cotidianos y anónimos”.

El hecho de que hayan ganado dos autores extranjeros, habla del giro cultural, aseguró Rosa Beltrán.

“Me gustó participar de un premio limpio, en ningún momento se premian nombres, no es un concurso pervertido por todo eso”, subrayó la escritora.

Jaime Labastida, como director del Siglo XXI editores destacó que estos premios que llegan a su décima edición, se “otorgan de la manera más transparente, ya que no hay ninguna presión de parte de las instituciones convocantes hacia los jurados (…) No es un premio que se deje llevar por cuestiones nacionalistas o patrioteras, sino por su alta calidad”.

Leticia Sánchez