MMDEPORTES
7 de enero de 2014 / 08:11 p.m.

Tres jugadores del Royal Antwerp, de la segunda división de Bélgica, fueron contratados por la revista Clint para una sesión de fotos, lo que tenían que hacer era patear el balón apuntando al trasero de dos modelos, que esperaban el golpe con las piernas abiertas.

Joren Dom, Derreck White y Adrian Brovina, estrellas del equipo dirigido por Jimmy Floyd Hasselbaink, ex goleador de la selección holandesa de fútbol, fueron los elegidos.

A pesar de que después de los disparos hacia el trasero de las chicas, ellas tuvieron oportunidad de vengarse, la publicidad no fue del agrado del público por tomar como objeto el sexo femenil.