3 de noviembre de 2013 / 08:45 p.m.

Taipei.- El paradigmático pato gigante del escultor holandés Florentijn Hofman, que "murió", tras un corte de electricidad causado por un terremoto de 6,3 grados que daño su mecanismo de inflado, ha "resucitado" hoy en una réplica.La copia del pato gigante amarillo apareció hoy en el distrito norteño de Taoyuan, sobre tierra y no sobre el lago artificial donde "murió" el original, que tuvo que desinflarse completamente y está siendo reparado.Miles de personas se agolparon junto al lago artificial de Taoyuan con la esperanza de ver al pato gigante, que en el puerto sureño de Kaohsiung había atraído a millones de visitantes, pero tuvieron que contentarse con una réplica.Los fuertes vientos y tormentas que azotan Taiwán en estos días dificultan el que la réplica del pato gigante de Hofman, prestada por la ciudad de Kaohsiung a Taoyuan, pueda colocarse flotando en el lago artificial.La reparación del pato ha encontrado algunas dificultades, ya que al intentar volver a inflarlo, explotó en medio de una fuerte tormenta y vientos.La "muerte" del pato causó un gran estruendo entre los muchos miles de espectadores de su primer inflado en Taoyuan, tras viajar desde el sur de la isla, y también una gran decepción, sobre todo en quienes habían venido de lejos para verlo.El pato costó unos 1,3 millones de dólares taiwaneses (44.167 dólares) y se tardará de 7 a 10 días en repararlo, según informa hoy el gobierno del distrito de Taoyuan.La escultura, de 18 metros de altura, se ha convertido en un verdadero destino turístico en Taiwán, que ha reportado millones a la industria de la hostelería en la ciudad de Kaohsiung, durante los días en que estuvo expuesto.

EFE