9 de diciembre de 2014 / 02:47 a.m.

Pese a los rumores que afirman que en el América el vestidor está dividido, el presidente deportivo de Águilas, Ricardo Peláez, aseguró que existe armonía y que muestra de ello es que han logrado instalarse en la final del Torneo Apertura 2014.

"¿Si el vestidor estuviera roto, se matarían los jugadores? Yo creo que no, la crítica que consideramos positiva la canalizamos para bien, la que no, se desecha", declaró.

Aceptó que "cuando hay problemas en casa, ahí se debe solucionar; no todo ha sido color de rosa, ha habido situaciones como la de Paul (Aguilar), de la cual no voy a hablar; estamos bien, tan así que los resultados nos han acompañado".

"Estamos muy bien de repente hay dichos que lo que no mata te fortalece. Queremos ser campeones, estamos ilusionados y para eso estamos trabajando", declaró al programa oficial del equipo.

Asimismo, señaló que las estadísticas han dejado en claro que la determinación de contratar al técnico argentino Antonio Mohamed fue la mejor y que el "Turco" cuenta con todo el apoyo, pero no confirmó su continuidad.

"Los números respaldan que fue una buena decisión, súper líder y en la final, las evaluaciones se hacen al final y falta poco, el respaldo lo tiene", dijo.

Finalmente, el dirigente destacó lo difícil que será para los de Coapa alcanzar el duodécimo campeonato en su historia, al calificar a Tigres de la UANL como un equipo completo.

"Viene de un compromiso muy difícil ante un gran equipo (Toluca en semifinales), que cada quien haga su chamba dentro de la cancha; estamos muy ilusionados con entregarle a la afición un título, pero para eso hay que superar a un gran equipo", sentenció.

NOTIMEX