AGENCIAS
19 de mayo de 2014 / 11:18 p.m.

Al ex jugador brasileño, le gustaría volver a ver a Uruguay Y Brasil en la final de la Copa del Mundo, y comenta que si tuviera poderes, seria lo primero que le gustaría lograr.

 

"Si tuviera un don divino", a Pelé le gustaría que el 13 de julio se repitiera en Río de Janeiro la final del Mundial de 1950 entre las selecciones de Brasil y Uruguay."Yo viví un momento triste en 1950 y si tuviera el don divino me gustaría (ver a Brasil) jugar la final contra Uruguay", dijo Pelé a periodistas en México.Edson Arantes do Nascimento aludió así al episodio del Maracanazo y la promesa que hizo a su padre, Dondinho, de ayudar a Brasil a conquistar un título Mundial.Pelé admitió que si las protestas sociales continúan en las calles de su país, podrán afectar la competición, que comienza el 12 de junio en Sao Paulo con el partido entre Brasil y Croacia."Si las protestas siguen, sin duda alguna que afectarán. Sabemos que el 25 por ciento de extranjeros que van a Brasil están preocupados y algunos ya cancelaron sus viajes y eso afecta económicamente al país", precisó.Pelé manifestó que los manifestantes de ahora debieron pronunciarse cuando la FIFA designó a Brasil como sede del Mundial del 2014, hace seis años."El dinero que se gastó para los estadios fue muy grande y parte de este dinero se hubiera aplicado en escuelas y hospitales ya que Brasil los necesita pero lamento que hasta ahora los manifestantes protesten", expresó.Pelé dijo que la Canarinha llegará al Mundial con "un buen equipo de la mitad de la cancha hacia atrás pero la duda es en el ataque".Reiteró que cargarle toda la responsabilidad a Neymar, quien jugará su primera Copa del Mundo "es demasiado".De las selecciones favoritas al título mencionó a España y Alemania además de Brasil.Sobre la selección mexicana, rival de Brasil en la fase de grupos, el exgoleador dijo que será para su país una "gran piedra en el zapato", y que puede avanzar a octavos de final.La selección de México eligió las instalaciones del Santos, club que hizo célebre Pelé, como base de operaciones en el Mundial.