RAFAEL RIVERA
4 de enero de 2015 / 03:08 a.m.

 

Además de la intensidad que marcó el duelo de postemporada entre Baltimore y Pittsburgh, el encuentro fue marcado por una violenta reacción de sus protagonistas.

Uno de los momentos más dramáticos del partido fue obra de Jason Worilds.

El jugador de los Steelers sorprendió al público al conectar un derechazo Crockett Gilmore de Baltimore.

La agresión provocó la reacción de los dos equipos, los cuales casi acaban en una pelea.

Pese a estos actos, Worilds no fue expulsado.