JOSÉ MANUEL VILLALVA
20 de octubre de 2014 / 06:01 p.m.

Los Osos de Chicago perdieron 27-14 ante los Delfines de Miami en la semana 7 de la NFL y caen a marca de 3-4. La desesperación por varios jugadores causó que después del partido hubiera un incidente dentro del vestidor.

Según prensa que estuvo afuera del vestidor esperando para entrar escucharon gritos de varios jugadores.

Reportan que el receptor Brandon Marshall fue el jugador que más estuvo en disgusto hacia varios de sus compañeros específicamente al pateador Robbie Gould y al quarterback Jay Cutler.

Peggy Kusinski, que cubre a los Osos, escribió en Twitter. “Mucho gritos afuera del vestidor de los Osos “cuando juegas con el corazón te debe doler. Y tu nada más pateas la pelota”.  Uno se puede imaginar que eso fue dirigido hacia Gould pero lo extraño es que ayer no falló un gol de campo en el partido.

Michael Wright de ESPN Chicago señaló que Marshall también le llamó la atención a Cutler. Después en conferencia de prensa, el receptor no quiso dar detalles de que sucedió.

“¿Ok estuvieron ahí? ¿Estuvieron en el vestidor? Esto es asunto del equipo. No tiene nada que ver con ustedes. Estamos 3-4. Tenemos que jugar mucho mejor. No es aceptable”, platicó Brandon.

Cutler contra Miami completó 21 de 34 pases para 190 yardas y un touchdown pero además tuvo dos balones sueltos.

“Son los mismos errores, tenemos que cuidar el balón” comentó Marshall.

Para los Osos la temporada se le puede complicar ya que las siguientes dos semanas visitan a los Patriotas de Nueva Inglaterra y Empacadores de Green Bay.