21 de mayo de 2014 / 11:01 p.m.

El Mike Pantangco, quien durante un torneo de exhibición, decidió rendirse antes de hacerle algún daño grave a su rival, quien demostró desde el inicio del combate que no estaba preparado para una pelea de este tipo.

El peleador argumentó después de la pelea que no tenía intención de mandar a nadie al hospital, y menos cuando a ninguno de los participantes iba a recibir algún tipo de paga.

Con este gesto de honorabilidad, el público le brindó su respeto, aunque perdió la pelea.