24 de julio de 2014 / 06:57 p.m.

El conflicto en Ucrania ha activado en Alemania un debate a favor del traslado del Mundial de Rusia 2018 y representantes de los partidos gubernamentales germanos han pedido que el torneo se traslade a su país.

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, expresó su preocupación por la escalada de violencia en Ucrania y la vinculación de Rusia con ese conflicto.

Niersbach, presidente de la DFB, declaró ante los medios sobre la preocupación que embarga la seguridad del próximo mundial. Después de algunos incidentes en Brasil 2014, quieren alejar a la Copa del Mundo de todo tipo de problemas y, en el caso de Rusia, existe un riesgo altísimo y mucho mayor que su antecesor, debido al contexto político actual que se vive debido a la guerra con Ucrania.

"Cuando se decidió la sede de ese torno, en diciembre de 2010, no era previsible semejante evolución política en Rusia", señaló Niersbach, al diario "Bild". La opinión del presidente de la DFB se une a las diversas declaraciones del ámbito político, la que están en su mayoría de acuerdo en que Alemania acoja ese Mundial, tras haber sido anfitriona del de 2006.

Alemania, actual campeón del mundo, sería la mejor alternativa para trasladar el torneo, apuntan los políticos. Un país que albergue un Mundial tan seguido solo se dio con México, organizador de las copas de 1970 y 1986, anfitrión en dos ocasiones en tan solo 16 años de diferencia, en ambos torneos se proclamaron países sudamericanos: Brasil y Argentina, respectivamente.

Sin embargo, ante el peligro por el debate y el conflicto, el viceportavoz del Gobierno ruso, Georg Strieter,se pronunció respecto a una posible retirada de Rusia como sede del Mundial y aseguró que la cita en cuatro años queda muy lejana para tratar de prever cuál será la situación entonces.

AGENCIAS