27 de agosto de 2014 / 04:07 p.m.

Gigantes de San Francisco y Cachorros de Chicago se enfrentaban ayer en la "ciudad de los vientos", caía la lluvia y el juego estaba suspendido por el momento.

Sin embargo, para no aburrirse el jugador de los Gigantes, Pablo Sandoval, encontró la forma ideal de pasar un buen rato.

El tercera base tomó el celular de una aficionada que estaba en la fila detrás del dogout de su equipo y aprovechando que disminuía un poco la lluvia, se tomó la fotografía, con él en primer plano muy sonriente, sus compañeros en la banca y la afortunada mujer feliz de la vida levantando los brazos en señal de victoria.

Sin duda, una buena manera de "matar" el tiempo mientras esperaban la reanudación del encuentro.

REDACCIÓN