20 de junio de 2013 / 05:28 p.m.

Hong Kon • Los tribunales chinos podrían aplicar la pena de muerte contra los criminales que dañen seriamente el medioambiente, según informaciones publicadas este jueves en la prensa china.

Pekín ha dado luz verde para que la Justicia china aplique una nueva interpretación de la ley, que entró en vigor este miércoles, con el objetivo de frenar el descontento social por el daño al medioambiente, de acuerdo con la agencia de noticias china Xinhua.

Se dictarán "castigos más duros" y se reforzará la aplicación de las leyes, según el texto, publicado por Xinhua, que subraya que "en los casos más graves la pena de muerte podría ser dictada".

Aunque China dispone ya de una legislación muy estricta en materia medioambiental, el problema es que la corrupción de los gobiernos provinciales y locales impide la aplicación correcta de la norma.

En ocasiones, los desastres medioambientales graves como vertidos industriales en ríos o embalses se producen con la connivencia de las autoridades, que durante las últimas tres décadas han priorizado el desarrollo económico a cualquier precio.

Sin embargo, el aumento de las manifestaciones a causa de la contaminación ha provocado un cambio de prioridad en el gobierno central chino, que quiere combatir el fenómeno porque pone en cuestión la hegemonía del Partido Comunista de China.

El número de manifestaciones y protestas contra proyectos por su impacto medioambiental aumentó en China un 120 por ciento de 2010 a 2011, según un estudio reciente presentado por académicos chinos.

El vicedirector de la Sociedad China para las Ciencias Medioambientales, Yang Chaofei, aseguró que los incidentes de masa contra los proyectos que tienen un coste para el medioambiente creció de media un 29 por ciento anual desde 1996 a 2011.

En 2012 fueron varios los proyectos que gobiernos locales han decidido posponer o suspender como consecuencia de las protestas, algo poco común en un país donde el derecho a manifestarse está muy restringido por la ley y su incumplimiento suele conllevar penas de cárcel.

NOTIMEX