18 de marzo de 2013 / 06:48 p.m.

México • La Arquidiócesis Primada de México informó que el próximo martes cuando Francisco inicie su pontificado, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y el jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera, realizarán una invitación oficial para que el máximo líder de la Iglesia católica visite México durante su gira por América Latina.

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis Primada de México informó que el mandatario mexicano hará la invitación oficial para que visite el santuario de Guadalupe y de ser posible, se sume a la celebración de los 200 años de la construcción de la Catedral Metropolitana.

“"Sabemos que el señor Presidente de la República lo invitará y el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera también le harán llegar una invitación para que visite la Ciudad de México, el Santuario de Guadalupe"”, dijo Valdemar, tras referir que el Cardenal Norberto Rivera estará en la celebración de la Semana Santa.

“"El señor Cardenal Norberto está viendo esa posibilidad de que Jorge Bergoglio visite nuestro país. Tendremos una fecha muy próxima, en mayo con la canonización de la madre Lupita puede ser un buen momento, pero también habrá que esperar si es posible.

“"Lo que si sabemos es que el Papa vendrá a México, le dará prioridad a América Latina, sabe la importancia que tenemos en el catolicismo de Santa María de Guadalupe, patrona de Latinoamérica"”.

Otra fecha importante, recordó, es que la Catedral Metropolitana está cumpliendo 200 años de que se terminó de construir. “"Estamos en pláticas con el GDF para hacer un evento grande. Nuestra Catedral es el monumento colonial más importante de Latinoamérica.

“"Al señor Mancera se le invitó al inicio de pontificado del Papa Francisco a Roma y en espera de que confirme como invitado especial"”.

Luego de aclarar que el papa Francisco debe de cumplir la agenda de Benedicto XVI, Valdemar comentó que en México la religión católica tendrá cambios. “La iglesia será más sencilla, humilde, cercana a los pobres y servidora” y en México se deberá estar muy atento a sus indicaciones.

“"Los cambios no se darán de golpe y porrazos, sino serán graduales. Habrá continuidad con respecto al legado de Benedicto XVI en el aspecto moral y doctrinal de la Iglesia, porque eso no depende de la personalidad de un Papa. La posición de la Iglesia con respecto a la defensa de la vida, contra el aborto, sobre el matrimonio entre hombre y mujer, el sacerdocio reservado a los hombres, eso va a seguir y no va a cambiar"”, explicó.

En la homilía el Obispo auxiliar Antonio Franco Ortega exhortó “"Hagamos oración por el padre Francisco, porque la iglesia sea limpia, transparente y que sea el alma de la sociedad no algo que implique un lastre, eso ya no tiene mucho sentido"”.

BLANCA VALADEZ