26 de junio de 2014 / 10:09 p.m.

El arquero ruso Akinféyev cobra fama en el Mundial por sus llamativos errores.

 

El empate 1-1 de la selección de Rusia en contra de Argelia fue marcado por un error del guardameta Ígor Akinféyev, quién durante una mala salida en un tiro de esquina, permitió el empate del conjunto africano.

El guardameta ruso ya había llamado la atención en el Mundial con su error en el empate 1-1 ante la selección de Corea del Sur.

Dichos errores colaboraron a que la escuadra rusa, dirigida por Fabio Capello, quedará eliminada de Brasil 2014.

La selección de Rusia será anfitriona de la Copa del Mundo en el 2018

RAFAEL RIVERA