3 de diciembre de 2014 / 01:12 a.m.

La reciente lesión del defensa brasileño Juninho ha generado una gran incógnita para los Tigres, rumbo al duelo de semifinales ante el Toluca.

El capitán auriazul sufrió una lesión en el tendón de Aquiles, fractura que lo alejará de las canchas por un periodo de entre 6 y 8 meses.

Está no ha sido la primera vez en la que los felinos han visto a uno de sus jugadores afectado por las lesiones, las cuales han marcado sus carreras.

Los felinos que han quedado marginados por las lesiones

Claudio Nuñez

 

Uno de los últimos ídolos de la afición felina fue marcada por las dolencias físicas, las cuales lo afectaron a lo larga de su estancia en el cuadro regio.

A pesar de que las dolencias lo sacaron por 5 partidos en el torneo Verano 1999, su peor momento llegaría en el 2001.

En el torneo Verano 2001, el "Diablo" padeció un verdadero infierno, al sólo poder disputar 62 minutos.

La situación se repitió en el Invierno del mismo año, al quedar fuera de 15 juegos, incluida la Liguilla, en la cual el conjunto auriazul obtuvo el subcampeonato.

Tras sus constantes ausencias fue cedido al Puebla en el Apertura 2002, en donde no disputó ni un solo minuto de juego.

Su paso por México culminó en el Clausura 2003, tras jugar 793 minutos para la “Franja”, con la cual marcó en dos ocasiones.

Fabián Peña

 

El canterano felino vio su estancia con la escuadra regia ser marcada por las lesiones, las cuales le impidieron consolidarse como titular en diferentes ocasiones.

En el torneo Invierno 1997, el "Ruso" se ausentó 8 juegos.

Su participación también se vio limitada en los torneos Verano e Invierno 1999, dejando al cuadro universitario poco tiempo después.

Joaquín del Olmo

 

El ex mediocampista mexicano jugó para Tigres en 3 diferentes etapas, en las cuales dejó claras muestras de su entrega y talento.

En su última etapa por la escuadra auriazul, en la temporada 2002-2003, el ex técnico de Xolos se vio afectado de manera seria por las lesiones.

Del Olmo se perdió 6 juegos del Apertura 2002, torneo en el cual sólo disputó dos choques completos.

La situación empeoró en el Clausura 2003, al perderse 9 partidos, incluyendo los 4 de la Liguilla.

Tras sus constantes ausencias, fue traspasado a los Pumas de la UNAM, equipo con el cual se coronó campeón del Clausura y Apertura 2004.

Jaime Lozano

 

A raíz de sus destacada participación en el bicampeonato de los Pumas en el 2004, al igual que sus constantes participaciones con la selección mexicana, con la cual disputó la Copa Confederaciones 2005, el "Jimmy" fue contratado para el torneo Clausura 2005.

Después de un destacado inicio, marcando dos goles en sus primeros dos juegos, el mediocampista mexicano empezó a tener problemas con las lesiones.

En su primera campaña como parte del cuadro auriazul, Lozano se perdió 7 juegos de liga.

La situación se repitió en el Clausura 2006, al perder 6 partidos,

RAFAEL RIVERA