28 de enero de 2014 / 01:09 a.m.

El defensor portugués, Pepe, siempre se ha caracterizado por ser duro en sus entradas y esta vez, la víctima fue su paisano Cristiano Ronaldo.

Los jugadores del Real Madrid, estaban jugando 'torito' y Pepe le dejó una plancha a CR7 que en ese momento, se dolió. Llegó el médico de los 'galácticos' y revisó que no tuviera ninguna dolencia, segundos después, se levantó y le enseñó a sus compañeros la herida.

Después de ver lesionado a Radamel Falcao y a Brian Oviedo, esta hubiera sido una lesión que todos lamentarían. El astro portugués será clave importante para su selección.

REDACCIÓN