2 de mayo de 2013 / 12:46 p.m.

Las autoridades chinas han autorizado a Tailandia a extender de forma temporal laestancia de la osa panda Lin Ping, que debía retornar al gigante asiático a finales de este mes, informó hoy la prensa local.

Así lo anunció ayer el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, tras reunirse en Bangkok con la primera ministra tailandesa, Yingluck Shinawatra, según el diario "Bangkok Post".

Lin Ping, el primer panda nacido en Tailandia, debía ser trasladado en avión desde el zoológico de Chiang Mai, en el norte tailandés, hasta Chengdu, en el sureste de China, tras su cuarto cumpleaños el 27 de mayo.

Wang señaló que ambos países fijarán la fecha en que el panda deberá volver a China para encontrarle una pareja y procrear.

Nacida por inseminación artificial, Lin Ping se ha convertido en un fenómeno social en Tailandia, donde cuenta hasta con un programa de televisión durante las 24 horas, aunque se pasa durmiendo la mayor parte del día.

La osa fue concebida por Chuang Chuang y Lin Hui, dos pandas cedidos por Pekín a Tailandia en octubre de 2003 por un periodo de diez años y el pago de 250 mil dólares.

Está previsto que el zoológico tailandés negocie en los próximos meses una prórroga para mantener a la pareja de pandas durante más años.

En su intento para que procrearan, los cuidadores del zoo de Chiang Mai llegaron a proyectarpelículas pornográficas a la pareja, pero finalmente recurrieron a la inseminación artificial.

En el caso de los cachorros, China suele pedir la devolución de los pandas cuando cumplen los dos años, que prolongó por otros dos en el caso de Lin Ping.

Desde la llegada de los pandas a Chiang Mai, el zoológico ha recaudado más de 6.8 millones de dólares con la venta de entradas para ver el espacio de los osos chinos.

Si hace unas décadas llegó a haber apenas un millar de pandas en el planeta, el último censo chino de osos en libertad es de mil 596, aunque se elaboró en el año 2004, por lo que se confía en que el número actual sea un poco mayor.

A ellos se suman los 328 pandas que hay en cautividad en todo el planeta.

— EFE