20 de abril de 2013 / 07:04 p.m.

Australia • Un perro salvó la vida al evitar que su dueño muriera de hipotermia al colocarse sobre su cuerpo para darle calor, cuando por cuatro días Herbert Schutz, un anciano de 76 años de edad se encontró atrapado debajo de su carro a temperaturas bajo cero.

El viernes pasado, el hombre de origen australiano quedó atrapado en su vehículo después de que se estrellara contra un árbol en su hacienda de Rylston, con gran esfuerzo intentó salir, pero mientras lo hacía el coche dio la vuelta, aplastándolo bajo el chasis; lo que le provocó una fractura de cráneo, dos de cadera y un hombro dislocado.

El fiel can de nombre Boydy, permaneció con su propietario durante los días que duró el suplicio, acurrucándose junto a su dueño para mantenerlo caliente, ya que las temperaturas eran muy bajas; incluso se negó a separarse de él cuando llegaron a rescatarlo.

Varios caballos se le acercaron durante ese tiempo y probablemente algunas de sus lesiones internas pudieron ser ocasionadas por las patadas que le propinaron los equinos.

Su hija había intentado comunicarse con su padre y al no hallarlo desde hace varios días, pidió ayuda a los vecinos para buscar al señor Schutz. Después de una exhaustiva búsqueda, Eric Merritt y Julian Barrett descubrieron el coche.

“Vimos que no había nadie en el auto, pero su perro corrió hacia la parte delantera, en eso Herbert lo llamó y fue como lo encontramos”, dijo Merritt.

Según The Daily Mail, la hija del hombre emitió un comunicado asegurando que había sido increíble que su padre sobreviviera sin comida, ni agua por tantos días y expresó su profundo agradecimiento a las personas que contribuyeron al rescate.

TANIA ROJO