27 de agosto de 2014 / 04:31 a.m.

A pesar del duro revés que recibieron de parte de los Diablos Rojos del México al caer 11 - 1 en el primer partido de la final de la zona norte en Sultanes de Monterrey el ánimo no decae.

Esas fueron las palabras de el manager de los Sultanes Miguel Flores quien al final del encuentro se mostró molesto por el accionar de sus dirigidos pero tranquilo en que aún falta mucho en la serie final de la zona norte.

"El ánimo no decae, el ánimo ahi está, para quedar eliminados tienes que perder cuatro juegos, es una guerra, perdimos la primera batalla pero viene la revancha mañana y ya tenemos que estar pensando en el juego de mañana.

"Vamos a tratar de ganar mañana el partido, vamos con una buena carta que es Ramon García (de pitcher) y buscaremos regresar a Monterrey con la serie empatada", dijo.

DIEGO ARMANDO MEDINA