27 de julio de 2014 / 01:38 p.m.

 

Hoy llega una oportunidad de oro para hacer el borrón y cuenta nueva. Siete días pueden haber sido ser suficientes para que el técnico Alfonso Sosa corrigiera a una línea defensiva que lució lenta e ineficiente en la presentación de Leones Negros en Primera División.

Fue una semana de reflexión y trabajo duro en aras de mostrar una buena cara este domingo, uno de los días más trascendentes en la historia de la institución, pues es el día en que los Melenudos regresan a casa como equipo de Primera División tras 20 años de ausencia.

Acompañadas el sol del mediodía, varias generaciones estarán en las gradas del Estadio Jalisco para ver renacer a sus Leones. Dentro de la plantilla esta vez no hay ausencias, todos quieren jugar ante Querétaro. El emblemático Rodrigo Folle y el portero Humberto Hernández están de regreso y la expectativa es alta sobre una cancha que hizo imbatibles a los universitarios durante su último torneo en el Ascenso MX.

Con los pies en la tierra, el Gansito Hernández asegura que la buena racha que el equipo tiene en casa no cuenta en este nuevo nivel de competencia.

"Son once meses (sin perder en el Jalisco), pero en la Liga de Ascenso, sabemos que aquí es diferente, hay que jugarle al rival de tú a tú. Tenemos un rival difícil que ya perdió en casa su primer partido y va a querer sacar puntos. Acá en Primera cualquier error te cuesta un gol y tenemos que hacer un partido perfecto tanto ofensiva como defensivamente.

"Ha sido un proceso largo, de todo lo que se ha vivido se aprende y tengo nuevos bríos, nuevas esperanzas y metas, ojalá nos vaya muy bien en este regreso. Tenemos que sacar buenos resultados en casa, hacer del Jalisco una aduana difícil, que pese para no dejar ir puntos ahí", expresó el guardameta.

RICARDO PARTIDA